A poco más de 15 días de las elecciones paso en Chubut, lo que más preocupa a los candidatos oficialistas, es la escasa repercusión que tiene en la comunidad en general la próxima contienda electoral.

La realidad que atraviesa el país y la provincia en particular hace que este tiempo electoral quede en igualdad de condiciones, respecto a las “ofertas” comerciales y lo concreto es que “La oferta no importa, si no hay como adquirirla”.

Lo cierto es que desde el gobierno provincial, donde según sus encuestadores se sienten en la cima de las preferencias, al igual que desde la tropa de Menna en “Cambiemos”, les preocupa que esa poca concurrencia a las urnas, eleve el porcentaje de votos a los precandidatos del peronismo.

Esta ecuación daría más capacidad de competencia ya sea a Linares o Mac Karthy, para cuando el 9 de junio se defina quien regirá los destinos de la provincia del Chubut, para los próximos cuatro años.

Otras preocupaciones

Este análisis puede observarse en distintas localidades de la provincia, donde la grave crisis económica y el constante aumento de los servicios, está llevando a un desfasaje a la mayoría de las familias chubutenses.

Es natural que ante este marco y donde los candidatos también ven afectada su campaña por la escasez de recursos financieros, falta de aportantes y escasa movilización, hace pensar que los más favorecidos serán aquellos que por años han realizado una militancia, a pesar de no contar con las bondades del Estado gobernante.

La comunidad en general tiene otras preocupaciones, como la de tratar de llevar adelante su “supervivencia” y por el momento no da crédito a postulantes políticos, quienes vienen en caída respecto a la imagen ante la gente común.

Interpelación a la ministra de Educación

Un acontecimiento político se desarrolló en la Legislatura cuando el Diputado Carlos Gómez que responde a Jorge «Loma» Avila y va en la lista de diputados de Arcioni junto a Cigudosa, permitió que la oposición apruebe la interpelación a la ministra de Educación.

Si Gómez se hubiese retirado del recinto, imposibilitaba a la oposición citar a la titular de la cartera educativa para ser interrogada sobre presuntas inconsistencias en la reparación y refacción de escuelas.

Esto muestra que existen fallas y será necesario desde el oficialismo “Arcionista” llevar a cabo ajuste políticos, para evitar exponer a sus propios funcionarios y candidatos.

Papelón y mala copia promocional

Sabido es que la falta de recursos económicos, ha puesto a las redes sociales como principal aliado de los candidatos, tratando de mostrarse junto a la comunidad en videos o fotografías. Si bien en muchas de ellas, los candidatos comparten actos y visitan comercios,  la mayoría de las veces se trata de encuentros arreglados.

Al parecer Gustavo Menna y su Vice Abdala, en la capital provincial “visitaron” a un comerciante que se mostró favorable a la política de Cambiemos, lo notable es que posteriormente apareció repartiendo folletos partidarios acompañando al Diputado nacional. En las redes sociales rápidamente se viralizó que el comerciante en cuestión es militante activo de un concejal radical de la misma localidad.

Urnas “Light”

Otra ligera preocupación que llegó a los ámbitos del gobierno provincial, estuvo referida a la adquisición de las urnas que fueron cuestionadas desde la oposición, por considerarlas no aptas e inseguras.

Rápidamente el Ministro Massoni, llamó a conferencia de presan y ante los medios, casi como un “Vendedor de productos Light” explicó las bondades de las urnas adquiridas para las próximas elecciones PASO.

Expresó que “las urnas cumplen con absolutamente todos los requerimientos de seguridad que se han establecido. La capacidad de resistencia en cuanto al peso es de 10 kilos, se calcula dentro de un sufragio con 300 boletas son poco más de 3 kilos. Incluso tiene la estructura para apilar las urnas una sobre otra con esos 4 kilos que tendrían cada una de ellas”.

El funcionario provincial manifestó que “estas urnas se utilizarán en las elecciones primarias, pondremos dos fajas de seguridad para evitar problemas”, y aclaró que “la elección nacional conlleva tres categorías más de las que vamos a tener, eso quiere decir que requiere más peso. Esta urna recepta exactamente lo mismo que la urna nacional”.

Por último el Ministro aseguró que hubo un ahorro en la compras y dijo, “Nos comunicamos con los proveedores que tiene el Ministerio del Interior respecto a las urnas, muchos no quisieron participar porque son pocas, unas 150 mil. Finalmente, se determinó esta urna por un valor de 170 mil pesos en su totalidad, lo que representa un 40% menos que las nacionales”.

Raúl H. Pasarín