Los estudiantes estarán en las aulas de lunes a viernes en horario habitual. Regirán protocolos sanitarios y distanciamiento.

A partir del próximo lunes 6 de septiembre todos los establecimientos educativos de la provincia, de todos los niveles, volverán a la presencialidad luego de lo acordado ayer en la reunión del Consejo Asesor Jurisdiccional que integran representantes del Gobierno y de los gremios docentes, y que va en línea con lo consensuado la semana última en el Consejo Federal de Educación (CFE).

Los estudiantes volverán a las aulas de lunes a viernes en el horario normal de clases y bajo el cumplimiento del protocolo jurisdiccional que mantiene las medidas preventivas de cuidado: uso de barbijo, ventilación de ambientes, higiene de manos, vigilancia y distanciamiento.

Con respecto a este último punto, la Resolución conjunta 660/21 – 226/21 que esta tarde firmaron los Ministerios de Educación y de Salud establece tres alternativas en cuanto al distanciamiento: óptima (distancia de 1,5 metros), admisible (0,90 metros) y excepción (0,50 metros).

A partir del protocolo marco aprobado por el CFE, Chubut actualizó su documento con la participación de integrantes de la cartera de Salud, de Educación y representantes gremiales en base a las pautas federales aprobadas. Uno de los ítems actualizados fue el del distanciamiento.

De esta manera, los cursos, grados o salas en los que se cumpla la distancia de 1,5 metros volverán a las aulas el lunes, en el horario completo.

En aquellos grupos donde la distancia entre estudiantes sea de 0,90 metros lo harán de manera gradual en el transcurso de la semana, a fin de darle tiempo a las instituciones a realizar una comunicación efectiva con las familias y se organicen los espacios.

En los casos excepcionales en los que la distancia entre estudiantes no se pueda cumplir, la presencialidad plena se dará una vez que se entregue por parte del Gobierno Provincial a las instituciones medidores de CO2 (dióxido de carbono) y barbijos.

La ministra Florencia Perata subrayó “el respeto que las instituciones educativas hicieron del protocolo y que nos permitió el regreso en burbujas. Hoy estamos dando un nuevo paso hacia lo que todos deseamos y hacia lo que niñas, niños y adolescentes necesitan de manera imperiosa: volver a las aulas a estar con sus pares”.