La actividad se desarrolló en la localidad de Dolavon e involucró a personal de Salud y de otras instituciones. El objetivo es capacitar a referentes de la zona en la implementación del Protocolo sobre la temática.

El Ministerio de Salud del Chubut, que conduce Miryám Monasterolo, organizó recientemente una jornada de trabajo intersectorial en Dolavon, denominado “Presentación del Protocolo de Prevención y Abordaje Integral de las Violencias Sexuales en la Infancia y Adolescencia”. El propósito es formar en la temática al personal de los Hospitales Rurales de la localidad y de Gaiman, y de los puestos sanitarios aledaños.

La actividad se desarrolló en el edificio histórico de La Mercante y también participaron referentes de Educación, Servicios de Protección de Derechos, Juzgados de Paz, Servicios de Atención de la Víctima y Comisarías de la Mujer de dichas localidades.

Trabajo en red

El encuentro fue coordinado de forma conjunta por el Hospital Rural de Dolavon, el Área Programática de Salud Trelew y la Dirección Provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia, y contó con el acompañamiento de la Municipalidad local.

Además, se enmarcó dentro de la labor que realiza hace más de dos años la provincia para fortalecer el trabajo en red de las distintas instituciones que intervienen en los episodios de violencia de género.

Importancia del abordaje intersectorial

Al respecto, la referente provincial del Programa de Salud Sexual y Reproductiva, Verónica Vivanco, precisó que “esta capacitación del Ministerio de Salud provincial está en línea con las distintas actividades que se vienen llevando adelante para articular y coordinar políticas públicas que permitan asegurar la detección precoz y el correcto abordaje de la violencia sexual en la infancia y la adolescencia”.

Además, Vivanco señaló también que “el abordaje intersectorial de este tipo de problemáticas nos permite profundizar en la sensibilización de los equipos locales, dando a conocer los marcos legales vigentes y destacando la importancia de la prevención de todos los tipos de violencia”.

“Recursero”

Por último, la referente provincial indicó que “al término de la capacitación procedimos a elaborar un ‘recursero’, con el fin de identificar en el territorio los distintos organismos que intervienen en este tipo de situaciones, y sus teléfonos de contacto, dada la manifiesta necesidad de poder comunicar y articular acciones que nos permitan hacer frente a cualquier tipo de violencia que se ejerza sobre niños, niñas y adolescentes”.

Es importante recordar que ante la menor sospecha de violencia sexual se debe reportar la situación a la comisaría local más cercana.