La compañía colocó la piedra fundamental de la sede que concentrará su actividad a nivel regional. Su construcción llevará 3 años de trabajo y contará con la participación de empresas y trabajadores locales.

Pan American Energy anunció el inicio de la construcción de su edificio corporativo que estará ubicado en el barrio industrial de Comodoro Rivadavia. De esta manera, en el año de su 25° aniversario, la compañía reafirma su compromiso con la región del Golfo San Jorge. 

El Group CEO de Pan American Energy, Marcos Bulgheroni, el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, y el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, encabezaron el acto en el que se colocó la piedra fundamental de la futura sede corporativa. También participaron el secretario General del Sindicato de Petroleros Privados, Jorge Ávila; el secretario de Petroleros Jerárquicos, José Lludgar y el secretario General de la UOCRA, Raúl Silva.

Además, asistieron ejecutivos de Pan American Energy, funcionarios nacionales, provinciales y municipales, legisladores, representantes del Poder Judicial, de las Fuerzas de Seguridad, del sector empresario y miembros de la comunidad. Durante la ceremonia, el obispo auxiliar de Comodoro Rivadavia, Roberto Álvarez, bendijo el terreno en el que se construirá la sede.

Marcos Bulgheroni, Group CEO de Pan American Energy, afirmó que “en Comodoro Rivadavia sentamos nuestras bases, primero con Bridas y, desde hace 25 años, con Pan American Energy. La construcción de la nueva sede es una muestra más de la fuerte unión que tenemos con esta querida ciudad y su comunidad”.

El edificio, que ocupará una superficie de 7.300 metros cuadrados, tendrá niveles de plantas con una capacidad para más de 400 personas.  A su vez, contará con un simulador de operaciones de perforación de última tecnología, salas de control para monitorear la actividad de los yacimientos, un auditorio con capacidad para 100 personas, aulas para capacitación y áreas de salud ocupacional. También, tendrá una planta de tratamiento de aguas grises que buscará reducir el consumo de agua e instalaciones de control de efluentes.

La construcción de la futura sede, que concentrará la actividad de PAE a nivel regional, llevará tres años de trabajo y contará con la participación de empresas y trabajadores locales.