El productor ovino Alfredo Roa de Gan Gan, en diálogo con “La Voz de la Meseta” (LU17) mostró su preocupación por la realidad productiva de la región.

En sus declaraciones resaltó el abandono de la región al decir ““No sé qué tendrá que pasar, para que pongan atención en estos pueblos, si no hay algo que produzca, alguien algo que invierta capital, estos pueblos no van a resurgir nunca”.

“Aparte los predadores, está el abigeato”

En la primera parte expresó, “Es un poco lo que la gente dice, la merma, falta de gente, últimamente el tema de los años muy secos, con falta de agua y humedad, este año prácticamente no había agua en la napa”.

Agregó, “Falta gente capacitada, pasa que los chicos buscan su futuro, el campo apenas alcanza para vivir en el caso de un pequeño productor, últimamente en los campos quedan muy pocos”.

Comparó que anteriormente un cuadro podía tener alrededor de mil ovejas y en la actualidad no se superan las 200.

Sobre este tema dijo “Además hay un poco de todo, aparte los predadores, está el abigeato, la merma también, no hay crianza de corderos va quedando siempre el mismo capital y si un poblador vive de eso, tiene que consumir y merma”.

“Los alambrados están en suelo”

Consultado acerca de la posibilidad de repoblar campos con animales, expresó “Tenemos problemas con alambrados, porque con el tema del abandono los alambrados están en el suelo, o sea uno que tenga una punta de ovejas tiene que estar reparando el alambre alrededor sea de quien sea”.

Continuó explicando “Si van a poner animales que viene de otros lados, que no son de la zona, será muy difícil”.

Ante esta alternativa agregó “Es difícil que un productor chico acceda a un crédito, yo estuve de Presidente de la asociación de Productores acá en Gan Gan por 4 años y conseguimos alambrados, molinos, tanques, cobertizos, pero nunca vientres a pesar que tuvimos el proyecto armado, ese subsidio no”.

“No hay ninguna esperanza que podamos resurgir”

Roa además señaló “Sigo siendo socio de la asociación, tengo contacto con los productores y sigue todo para atrás, acá no hay ninguna esperanza que podamos resurgir”.

En cuanto a la posibilidad de revertir esa realidad afirmó “Es muy complicado, no sé, no lo puedo responder”.

Agregó “La Meseta está prácticamente hecha un desierto, cantidad de campos sin producir, sin gente y sigue avanzando año a año, si no hay “algo” que diga que la gente se va a venir al campo, va a seguir así”.

Completó diciendo, “Esto no da para más, es una zona totalmente abandonada, son pueblos que tienen más de un siglo, con decir que no tienen un camino asfaltado para ir a las grandes ciudades”.

Finalizó señalando “No sé qué tendrá que pasar, para que pongan atención en estos pueblos, si no hay algo que produzca, alguien algo que invierta capital, estos pueblos no van a resurgir nunca”.