Probablemente poco tenga que ver la estación del año, pero el comienzo de un invierno muy frio en casi todo el territorio de nuestra provincia, preanuncia que serviría para ir “Enfriando Pasiones”.

Esta realidad se avizora principalmente entre los experimentados observadores políticos tanto del justicialismo como del radicalismo, ante presiones generadas por los más jóvenes.

La bomba de tiempo PRO-UCR

En las últimas semanas la aparente “unidad” en la coalición opositora, ha ido tomando una impronta preocupante debido a posturas enfrentadas, que surgieron en la cordillera.

El “AlquilerGate” que involucra al intendente Ongarato, que a su vez amparado por su propia mayoría radical enb el Concejo Deliberante, recibió la ayuda de una comisión “no investigadora” integrada por oficialistas que apuntaron sus cañones al en multisecretario Tacceta.

El actual diputado nacional, se mostró sumamente afectado por actitud de quienes en su momento, se mostraban sumisos a las decisiones y que a su vez mostraban que el jefe comunal “tenía una administración ordenada”.

Cambia todo cambia

Pero los acontecimientos en política son muy particulares y como se sabe de acuerdo a las circunstancias “Cambia todo cambia”, por lo que ahora el legislador parece ser el enemigo del radicalismo local, donde ya no lo apuntan como el mejor candidato a la intendencia 2023.

Naturalmente Tacceta cuenta con el apoyo de “Nacho” Torres, pero desde el radicalismo chubutenses se quiere rescatar la figura del Ongarato, lo que significa que la “grieta” está en “Juntos por el Cambio”.

La explosión sería cuestión de semanas, por lo que los referentes buscan la manera de evitarla, aunque por el lado de la cordillera se estaría trabajando en una “alianza” municipal entre radicales, peronistas e independientes que acompañarían al actual diputado en su aspiración comunal.

Esta jugada afectaría a quienes van por la provincia, ya que esos votos no estarían definidos para ninguna de los frentes que existen en  la actualidad.

Frente Sin Todos

Mientras tanto en lo que pareciera ser el camino de la unidad dentro del PJ y sus aliados electorales, no lo sería tanto, tomando en cuenta que a la conformación del Frente Renovador Chubut, que lidera Arcioni pondría obstáculos al acuerdo con los referentes trelewenses.

Sabido es que Puerto Madryn fue sede de la triple reunión Luque, Arcioni y Sastre, quienes en principio estarían de acuerdo en buscar la unidad, aunque el gobernador reniega de la presencia de madernistas y mackarthistas en ese frente.

Pero como se sabe la política es el arte de lo posible, es así que desde Madryn, estaría enviando claros mensajes especialmente hacia el histórico “Frente Peronista” para acordar pautas que reduzcan el enfrentamiento Arcioni –  MacKarthy – Papaiani.

La perinola del destino

Finalmente de ese encuentro también quedó pendiente, la forma en que se avanzará hacia el turno electoral del 23.

Lo cierto es que se buscará la manera en acordar una sola fecha de elección, esto es posiblemente evitando las PASO, buscando que se resuelva con internas abiertas en los primeros meses.

Pasa que si esta decisión se toma la elección general debería coincidir con la Nacional, algo que algunos tienen en duda, por el denominado efecto arrastre, que afectaría tanto a unos como a otros.

Iremos siguiendo atentamente lo que acontece en la provincia y por otra parte enviamos desde estas líneas nuestra salutación a los amigos de  Sarmiento que están celebrando con la llegada del invierno sus 125 años de historia viva.

Hasta la próxima

Raúl H. Pasarín