Un reclamo que se ha transformado en “Estado de Asamblea y Movilización Permanente” se registra en el Hospital Rural de Cholila a raíz de una serie de reclamos que comenzaron por la falta de calefacción a lo que se suma el despido de un médico.

De acuerdo a lo informado por Malena Sepúlveda delegada Hospital Rural Cholila de SISAP, se ha reducido el horario de atención por la realización de asambleas en el lugar de trabajo.

Reclamo gremial

Con el apoyo del gremio de trabajadores de la salud,  la delegada local informó que han realizado notas reclamando, sin haber recibido respuestas concretas, expresando, “Sólo como para pasar el frío del momento y calmar el malestar que genera trabajar con temperaturas bajo 0”.

Dentro de los reclamos un grupo de trabajadores auto convocados tomó la decisión de buscar respuestas y soluciones concretas, asegurando “Ya es insostenible por lo que hicimos público el reclamos mediante redes sociales, medios de comunicación locales y el asunto tuvo repercusión”.

En el marco del estado de asamblea y movilización permanente, se decidió reducir el horario de atención al público de 8 a 10 de la mañana para que los pacientes puedan asistir y luego de esa hora se realizan asambleas diarias, para hacer visible el reclamo.

Despido de profesional

Por otra parte la delegada de los trabajadores del hospital mencionó “Afectó y movilizó desde el lado, sobretodo moral y ético, la lamentable situación que está atravesando un compañero médico que fue despedido sin justa razón, de un día para el otro”.

Agregan “Donde no se aplicó el protocolo correspondiente, porque sabemos que existen pasos previos a un despido y en este caso no ocurrió. No tuvo la posibilidad de descargo el profesional”.

La delegada del SISAP aseguró “Es una situación angustiante, como compañeros, es por ello que nos solidarizamos con él y pedimos la reincorporación al sistema, que se evalúen otro tipo de medidas al respecto pero que no se quede sin trabajo, porque es de público conocimiento la situación que estamos atravesando y no es grato para nadie hoy por hoy que lo despidan de un trabajo más aun como sucedió acá y sabiendo que está en una precaria condición laboral, que  la población se enteró antes por una supuesta llamada de una autoridad competente y luego el damnificado”.

Finalmente dijo “Repudiamos totalmente este accionar, porque además también se ve perjudicada la población quedándose una vez más con poco recurso médico”.