De acuerdo a la OMS hay alrededor de 80 casos confirmados en todo el mundo y 50 más sospechosos, mientras que Francia, Alemania, Bélgica y Australia informaron el sábado sus primeros casos.  

Los científicos que monitorearon brotes de viruela símica en África aseguraron estar “desconcertados” por la forma en que se propagó esa enfermedad en Europa y América del Norte ya que era una patología que se daba en personas con vínculos con África Central y occidental.

“Estoy aturdido por esto. Todos los días me despierto y hay más países infectados”, dijo Oyewale Tomori, un virólogo y exdirector de la Academia de Ciencias de Nigeria y que forma parte de varias juntas asesoras de la OMS.

La semana pasada, Gran Bretaña, España, Portugal, Italia, Estados Unidos, Suecia y Canadá informaron infecciones, principalmente en hombres jóvenes que no habían viajado previamente a África y ahora se reportaron casos llegados desde esos países a Argentina y México.

De acuerdo a la OMS hay alrededor de 80 casos confirmados en todo el mundo y 50 más sospechosos, mientras que Francia, Alemania, Bélgica y Australia informaron el sábado sus primeros casos

“Este no es el tipo de propagación que hemos visto en África Occidental, por lo que puede estar sucediendo algo nuevo en Occidente”, dijo Tomori en declaraciones reproducidas por el sitio web ABC News.

Nigeria informa alrededor de 3.000 casos de viruela del mono al año, dijo la OMS.

“Estos brotes generalmente ocurren en áreas rurales, cuando las personas tienen contacto cercano con ratas y ardillas infectadas”, dijo Tomori quien destacó que es probable que se pasen por alto muchos casos.

Ifedayo Adetifa, jefe del Centro para el Control de Enfermedades de Nigeria, dijo que ninguno de los contactos nigerianos de los pacientes británicos ha desarrollado síntomas y que las investigaciones están en curso.

El director de la OMS para Europa, Hans Kluge, describió el brote como “atípico” y dijo que la aparición de la enfermedad en tantos países del continente sugería que “la transmisión ha estado en curso durante algún tiempo”.

Los científicos dijeron que si bien es posible que el primer paciente del brote haya contraído la enfermedad mientras estaba en África, lo que sucede ahora es excepcional.

“Nunca habíamos visto algo como lo que está sucediendo en Europa”, dijo Christian Happi, director del Centro Africano de Excelencia para la Genómica de Enfermedades Infecciosas.

“No hemos visto nada que indique que los patrones de transmisión de la viruela símica hayan cambiado en África. Entonces, si algo diferente está sucediendo en Europa, entonces Europa necesita investigar eso”, advirtió.

Shabir Mahdi, profesor de vacunología en la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, dijo que una investigación detallada del brote en Europa, incluida la determinación de quiénes fueron los primeros pacientes, ahora es fundamental.

“Necesitamos entender realmente cómo comenzó esto y por qué el virus ahora está ganando terreno”, dijo y agregó: “En África, hubo brotes de viruela símica muy controlados y poco frecuentes. Si eso está cambiando ahora, realmente necesitamos entender por qué”.