Con motivo de la realización del Censo2022, “La Voz de la Meseta” (LU17) entrevistó  a la joven Gisela “Yiyo” Carro Bustos, quien junto a otros censistas recorrieron la zona rural del Departamento Gastre.

Gisela además es estudiante del Profesorado de Artes Visuales, trabaja como maestra particular y asiste a una persona con discapacidad, respecto a la experiencia en el censo destacó “Los pequeños productores no reciben ayuda”

“Cinco días censando”

Sobre su experiencia dijo “Nos tocó una parte grande del Departamento, estuvimos cinco días censando en el campo, porque el lugar que nos tocó censar hay mucha gente que no tiene datos”.

Allí explicó “En el mapa de Nación aparece como “sin datos”, tuvimos que hacer un relevamiento previo, hasta llegar a censar”.

Agregó “Nos encontramos con una realidad muy distinta a la que todo el mundo ve, mucho campo deshabitado, con gente muy mayor que hace Patria en el campo, mayores de 70 casi 80 años, que han vivido toda su vida en el campo y son los que están quedando”.

“Impresiona la cantidad de Casas deshabitadas que hay”

Contando la recorrida señaló “Lo más impresionante es la cantidad de casas deshabitadas que hay en la zona donde censamos, la parte de El Escorial tuvimos que dar todo un recorrido enorme para llegar a un campo, pasamos por cinco campos abandonados”.

Aquí expresó “Hoy por hoy son nido de pumas, está plagado de pumas, entonces mucha gente se tuvo que ir porque es un depredador grande, que les comió todos los animales, por eso quedó abandonado”.

Un detalle que destacó “La gente pareciera como que tiene la esperanza de volver, porque deja todo como  el último día de la casa, todo puesto, la mesa, se ven camperas, da la sensación como que quieren volver, pero la situación se ve que no los acompaña”.

“Los pequeños productores son la mayor cantidad”

Luego de dar su impresión personal sobre las vivencias de esos adultos mayores que quieren seguir viviendo en el campo, dio detalles de las características en cuanto a los medios con que cuentan.

Dijo Gisela Bustos “Tiene  entre 80 y 100 animales, cada uno de los productores, son pequeños productores no hay más cantidad que esa”.

Aclaró que “Los pequeños productores no reciben ayuda”, aunque también están quienes tienen más cantidad de animales, que corresponden a unas cuatro estancias que encontraron en el recorrido.

Explicó además “Los pequeños productores son los que hay en mayor cantidad, hay cuatro que son productores grandes y tenes 10 que son pequeños productores, que son los que están en el campo, porque el que tiene más, por lo general deja un peón”.

Durante su relato mencionó por ejemplo que en el informe previo había sectores “sin datos”, llegando a la zona tras recorrer 300 km en una “huella”, encontraron que el mapa de Nación mostraba 25 casas y en realidad encontraron 48 en total que fueron censadas, las cuales en su mayoría estaban deshabitadas,

Extensas jornadas

Consultada por la manera en que llevaron adelante la tarea en esos días, contó “No hicimos noche en el campo, íbamos y volvíamos, salíamos de acá de Gastre a la mañana temprano, a veces hacíamos base en Lagunita (Salada) o en El Escorial, ahí nos adentrábamos en el campo”.

Cada día les llevaba de doce a trece horas de recorrida, agregó “Recorrimos un montón y la verdad que nos esperaban, como que escuchaban por la radio y ya nos estaban esperando”.

Cabe señalar que el radio que les tocó, los llevó a orillas del Río Chubut, al sur del Departamento Gastre en la zona de Gorro Frigio.

Explicó “Nosotros llegamos al límite con el Departamento Paso de Indios, justo en el límite, la última persona que está ahí viviendo llegamos a pie porque no había forma de entrar, del lado que estuvimos  no había huella para entrar con el vehículo y por el otro lado teníamos tranqueras cerradas”.

Expresó, “La única forma que teníamos era llegar caminando, fuimos y tardamos dos horas”.

Situación laboral en Gastre

En la oportunidad consultada sobre la situación laboral en Gastre expresó “Si no tenés una profesión, algo que uno se especialice y pueda hacer, no hay mucho para hacer”.

Continuó diciendo “Más que estar de empleada doméstica y hacer otras cosas extra, no hay otra cosas más para hacer, es como muy cerrado no tenes otra forma de subsistir”.

“No tienen políticas de inversión para productores”

Siguiendo con la temática manifestó “Llegué a la conclusión que al ser un pueblo tan pequeño, en una provincia tan grande, no hay inversión del Estado en nosotros, en la gente del campo, no tienen políticas de inversión  para los productores, es como que están en el olvido”.

Aseguró desde su visión “No tienen un proyecto que diga, a los pequeños productores les vamos a dar una mano con 100 ovejas, como para que repunten, no tienen otra salida, están como quedados en el tiempo”.

Luego explicó que recibieron comentario sobre la Cooperativa ganadera de Paso de Indios, pero no  pueden asociarse a ella porque deben tener domicilio en esa localidad y el campo lo tienen en Gastre.

Decisión de vida

En la parte final hizo referencia a las decisiones de las personas que viven en el territorio al decir, “Respeto la forma de vida de cada una de las personas, si la persona decide vivir en el campo, que también pueda desarrollarse porque es el lugar donde elige vivir”.

Prosiguió expresando “Aquella persona que quiera desarrollar su vida en el pueblo, en el casco urbano, que también tenga la oportunidad de trabajar y desarrollarse”.

Insistió sobre la situación del poblador rural y los proyectos al decir “Eso no llega, eso queda en la ciudad, si hay un montón de programas a pequeños productores,  pero eso acá no llega”.

Aclaró “No llega porque hay cuestiones de caminos, climáticas, un montón de variantes por lo que eso, no llega, le puede llegar al que vive cerca del pueblo, cuatro o cinco,  pero si vos te adentras en los campo, no llega”.