En diálogo con “La Voz de la Meseta” (LU17) el joven de Los Altares Rodrigo Acuña, explicó el desarrollo de una actividad novedosa que ha encarado, respecto a la posibilidad de exportar piedras preciosas y semipreciosas de la Meseta.

Respecto a sus inicios detalló, “Comencé recolectando piedras como un hobby, hace más o menos 10 años, ya hace unos 3 o 4 años que me dedico a comercializar minerales”.

En lo referido a la exportación expresó “Veo que en algún momento se pueda exportar a gran escala, no solo sería un beneficio para mí, sino que podría ser para otras personas, más que nada en la Meseta que no consiguen trabajo”.

Vivir en la  ciudad

Actualmente reside en Trelew, en este aspecto explicó “En Los Altares donde trabajaba el lugar cerró, no había otra dependencia, me ofrecieron venir acá”.

Sobre las escasas posibilidades laborales en la Meseta señaló “Si no dependes de algún organismo del Estado, las oportunidades laborales en la Meseta, están bastante complicadas pata todos, ya sea para jóvenes, gente grande”.

A lo que dijo “Hay que buscar otras herramientas, yo en este caso busqué lo que es la comercialización de minerales, puedo asegurar que me va muy bien en esto”.

Piedras semipreciosas

Yendo a la actividad que realiza explicó “Son piedras semipreciosas, en algunos lugares son únicas de la Patagonia, en el caso de la “Orellanita” que es una piedra única que se da acá, no hay otro lugar en el mundo y después algunas piedras preciosas que colecto en otra parte de la Meseta”.

Agregó luego “No junto ahora en Los Altares, porque como está el Área Protegida, me he resguardado de salir a recolectar, para no tener inconvenientes”.

Aclaró, “Sí recorro otros campos, que no están dentro de la zona esa, que vamos a decir están completamente abandonados, porque no habita nadie”.

Acuña hizo explicaciones generales en cuanto a la manera en que reconoce las piedras, lo que logró mayoritariamente por la experiencia de las recorridas y aportes de otras personas.

Exportación

Consultado por la forma en que llega a exportar destacó, “En diciembre del año pasado, empecé con el tema de cortar piedras, ahora estoy terminando las máquinas de pulir”.

Continuó diciendo, “Para así empezar a comercializar otro producto, no solo acá en el país, fue ahí que empecé a exportar los minerales, no a gran escala, pero sí comenzar con ese comercio”.

Señaló los lugares adonde envía el material, “Primero fue a Taiwán, en continente asiático, me han pedido de muchos lugares de ahí, China. Ahora estoy preparando un envío  Chile, se van abriendo caminos”.

Sobre este tema destacó que en su primer envío debió llevar a delante una serie de trámites en la AFIP, lo que posteriormente facilitó su tarea de exportación.

Nueva alternativa

Refiriéndose a lo que significa desde su punto de vista esta actividad, expresó “Veo que en algún momento se pueda exportar a grandes escalas, no solo sería un beneficio para mí, sino que podría ser para otras personas, que más que nada en la Meseta no consiguen trabajo”.

Prosiguió, “Si se ponen a buscar los minerales así, podrían generarse buenas fuentes de trabajo en este rubro”.

Agregó, “Para trabajar a gran escala, hay que poder declarar las minas, con todo el tema que conlleva”.

En la parte final detalló, “Pasa que hay campos que están abandonados, que han comprado personas que tienen dinero, no le dan ningún uso, pero tampoco dejan que la gente de la Meseta pueda explotar esos minerales”.

Completó diciendo, “Me gustaría que se pueda profundizar esto, porque la gente no conoce de las piedras preciosas y semipreciosas, por ahí lo toman que son piedras nada más, pero trabajándolo a gran escala, se podrían genera fuentes de trabajo importantes”.

Finalizó, “Más que nada en la Meseta, donde está todo abandonado, son minerales que tenemos ahí, que no van a explotar la tierra, porque se pueden sacar fácilmente”.