El Presidente participó del acto del gabinete federal del programa Capitales Alternas que se realizó en General Pico, La Pampa. Allí aseguró además que “si el crecimiento no alcanza a todos, no es desarrollo”.

El presidente Alberto Fernández afirmó este martes que “nadie es dueño del Gobierno, el Gobierno es del pueblo”; ratificó su objetivo de trabajar “cumpliendo con los compromisos” que tomó al asumir en diciembre de 2019 y dijo que se está “en el camino correcto”.

Así lo sostuvo al encabezar el acto del Gabinete Federal del programa Capitales Alternas que se realizó este martes en General Pico, en la provincia de La Pampa, acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis: y el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto.

“Yo no soy dueño del Gobierno; nadie es dueño del Gobierno. Nosotros representamos al pueblo, y es el pueblo el que quiere que trabajemos juntos y cumplamos con la palabra empeñada”, sostuvo el jefe de Estado en su discurso.

“Tengo la certeza de que trabajé cada día de Presidente cumpliendo con los compromisos que me di para con la gente; restan muchos, pero otros muchos los hemos cumplido”, añadió.

Esta declaración del Presidente llegó después de que el ministro de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, tuviera un pronunciamiento crítico sobre la marcha de algunos aspectos de la gestión durante una entrevista radial en la que fue consultado acerca de si su corriente política podría dejar cargos en la administración.

“Si el Gobierno es nuestro. Nosotros constituimos esta fuerza política, lo convocamos a Alberto y ganamos las elecciones. La intención de voto mayoritaria es a Cristina”, respondió Larroque.

En otro tramo de su discurso, el Presidente se manifestó orgulloso de ser justicialista: “Si se quieren quejar de mi peronismo, quéjense, pero estoy orgullo de ser peronista. Donde hay una necesidad hay un derecho, eso me lo enseñó Evita (Perón) y estoy convencido de que es así”.

Asimismo, ratificó que el país está “en el camino correcto” y afirmó que “la economía crece y el empleo crece”.

“El trabajo ahora es distribuir ese crecimiento. Todos los ministros tienen que trabajar para que el bolsillo de los argentinos se llene de plata, para que distribuyamos mejor los recursos que generamos. Les aseguro que vamos a poder hacerlo, porque este no es mi Gobierno, es el Gobierno de ustedes y van a ayudarme a hacer la Argentina justa que de una vez y para siempre debemos construir”, insistió.

Por otra parte, Fernández dedicó amplios fragmentos de su discurso para destacar el carácter federal de su administración y reiteró su llamado a “lograr el desarrollo argentino, que no es lo mismo que hacer crecer a la Argentina”.

Asimismo, se refirió a la problemática hídrica y se refirió al proyecto “Portezuelo del Viento” que Mendoza pretende realizar sobre el Río Colorado y que cuenta con la objeción de otras cuatros provincias, entre ellas, La Pampa.

Hace pocas semanas, las jurisdicciones implicadas en el manejo de esa cuenca pidieron que el Presidente laudara en el diferendo y este martes Fernández anticipó que accederá a la realización de un estudio de impacto ambiental para definir sobre el tema.

“El Río Colorado no es de una provincia, es de todos los argentinos, es algo que todos deberíamos entender: una solución para uno es un problema para cuatro”, comentó.

Después retomó la agenda federal y comentó que hay 4.600 obras públicas en ejecución y que el 95 por ciento de los argentinos viven cerca de un desarrollo en marcha, que ya se entregaron 45 mil viviendas y que hay 102 mil en construcción a lo largo de Argentina.

En ese sentido, durante el acto que se realizó en el Club Cultural Argentino de General Pico, se anunciaron obras y se firmaron convenios que implican una inversión de más de 21 mil millones de pesos por parte del Gobierno nacional.

El discurso de Fernández fue antecedido por las palabras del gobernador local, y por las intervenciones del jefe de Gabinete y de los ministros del Interior y de Obras Públicas.

El mandatario pampeano ponderó especialmente que el Presidente cumpliera “con la palabra empeñada” durante la campaña de 2019 cuando “junto a Cristina Fernández de Kirchner” propusieron la “construcción de una Argentina más federal”.

En ese sentido, recordó especialmente un acto realizado en Rosario, en el que Fernández suscribió cinco compromisos con cada gobernador y que, en el caso de La Pampa, ya se han cumplido.

Además de dedicarle un párrafo especial a la cuestión hídrica y que Ziliotto calificó como una cuestión “soberana” para su provincia, el mandatario destacó la mejora en los índices de ocupación y sostuvo que el pueblo pampeano “se encolumnará” detrás del Presidente para buscar “más justicia social”.

A su turno, Manzur dijo que el Gobierno nacional está “lleno de proyectos, de esta mirada optimista hacia adelante” a pesar de la deuda heredada y la repercusión de la guerra europea sobre las finanzas locales.

DE PEDRO SOSTUVO QUE EL PRESIDENTE CUMPLIÓ SU COMPROMISO DE HACER UN GOBIERNO FEDERAL

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, sostuvo este martes que el Alberto Fernández cumplió con su compromiso expresado al asumir en diciembre de 2019, en el sentido de que iba a desarrollar “un Gobierno federal”, lo cual “le da la posibilidad concreta a cada argentino de tener trabajo en cada rincón de nuestro hermoso país”.

Al hablar en la ciudad pampeana de General Pico, donde se reunió el Gabinete nacional encabezado por el Jefe de Estado en el encuentro de “Capitales Alternativas”, De Pedro señaló que “hoy venimos aquí a reafirmar la palabra del Presidente de la Nación, quien cuando asumió la gestión el 10 de diciembre dijo que este Gobierno iba a ser un Gobierno federal”.

“Para nosotros el federalismo es la posibilidad concreta de cada argentino de tener trabajo en cada rincón de nuestro hermoso país”, dijo, y destacó la “excelente gestión que se viene irradiando” para “llevar obras a cada uno de los municipios de la Argentina”, en una tarea que “viene compensando esos cuatro años de desequilibrio territorial”.

En una crítica al Gobierno de Macri, afirmó que la actual gestión está “siempre pensando en el perfil productivo, coordinando, pensando, y escuchando a cada uno de los gobernadores para ver cómo podemos potenciar el esfuerzo de esta Argentina pujante, profunda, que para el peronismo y para el Frente de Todos es la Argentina que nos da identidad”.

“La Argentina del interior es la que construye la identidad de nuestra patria y por eso acá vamos a seguir plantando las obras más importantes para seguir poblando y para tratar de evitar ese fenómeno mundial que es la concentración de las mayorías de las poblaciones alrededor de los grandes aglomerados”, apuntó.

Recordó De Pedro que al asumir el Gobierno “en aquel 10 de diciembre de 2019, veníamos de una gestión que había multiplicado los recursos justamente en la jurisdicción que más recursos per cápita tiene”, y que “había puesto la mayor obra pública y la mayor inversión en la ciudad más rica de la Argentina”, en alusión a CABA. 

Por esa razón, manifestó que Fernández dio instrucciones para sancionar una “ley de capitales alternas para que una ciudad por cada provincia pueda tener ese trato especial que tuvo la ciudad de Buenos Aires y que podamos hacer las obras necesarias, a fin de que podamos gobernar dando trabajo, dignidad y felicidad a lo largo y a lo ancho de la Argentina”.

Al resaltar el valor de la construcción del acueducto Santa Rosa-General Pico, con una inversión de 16.000 millones de pesos, el ministro expresó que “el problema del agua es mundial y estratégico”, tal como lo pudo apreciar la delegación de gobernadores y funcionarios provinciales que encabezó recientemente en un viaje realizado a Israel.

Frente a esa temática, dijo que Fernández instruyó “a todos los ministros que tenemos algo que ver con el agua, que respetando las jurisdicciones provinciales, empecemos a ver una solución para todos los problemas que tenemos de gestión de agua, vinculados a la producción y al consumo y, sobre todo, cuidar un recurso estratégico para las nuevas generaciones”.

De Pedro destacó por último la gestión que realiza en La Pampa el gobernador Sergio Ziliotto, y dijo que “comparte” la “lógica política” que impera en la provincia, que es “una política de planificación, de acuerdos, que piensa en el largo plazo, donde cada gobernador que asume mantiene y continúa los proyectos de desarrollo de la provincia”.

“Estamos firmes, tenemos claro a dónde vamos a ir y seguimos trabajando a la par de la gente. Tenemos dificultades, sí. No tengan dudas de que vamos a salir adelante”, añadió.

“Sabemos que estamos en una provincia que sorteó todas las dificultades desde 2015 a 2019, que no tomó deuda, que siguió adelante, que nunca perdió el norte, que siempre estuvo trabajando para que su gente todos los días esté mejor”, añadió Manzur.

El ministro De Pedro también hizo eje en el federalismo, al que definió como “la oportunidad concreta de que cada argentino pueda tener trabajo en cada rincón del país”.

“Veníamos de una gestión que había multiplicado los recursos en la jurisdicción que más recursos per cápita tiene”, dijo De Pedro en referencia a la transferencia de fondos a Buenos Aires durante el macrismo, y calificó de “excelente” a la gestión llevada adelante por el ministro Katopodis, para equilibrar esa situación en favor de la Argentina “profunda”.

“Estamos firmes, tenemos claro a dónde vamos a ir y seguimos trabajando a la par de la gente. Tenemos dificultades, sí. No tengan dudas de que vamos a salir adelante”

Juan Manzur

Katopodis, hizo foco en los diversos emprendimientos que se desarrollan “por indicación del Presidente” en “una provincia castigada en materia de obras públicas entre 2015 y 2019”.

“Las obras que venimos llevando adelante, fueron todas prioridades definidas por el gobierno provincial”, dijo Katopodis y afirmó que en suelo pampeano se invierten 42.600 millones de pesos, “450% más que lo que recibió en 2019”.

Antes de encabezar la reunión de Gabinete Federal, el Presidente recorrió al mediodía las instalaciones de la fábrica de silobolsas de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), ubicada en la Zona Franca, y luego encabezó la inauguración del Centro de Transferencia Sur, un espacio para acopio transitorio de residuos sólidos que permitirá descomprimir el flujo de desechos en más de 11.000 toneladas anuales y beneficiará a más de 30 mil vecinos y vecinas.

Acompañado por Ziliotto y la intendenta Alonso, el mandatario visitó junto a su comitiva la fábrica “Aca Pentasilo”, donde la Asociación de Cooperativas Argentinas produce y comercializa entre 50 y 55 mil silobolsas y films de polietileno para el agro y la industria al año, lo que representa una transformación de más de 6.000 toneladas de polietileno, se informó oficialmente.