Los datos surgen de la última actualización de la Secretaría de Energía de la Nación para los meses de enero, febrero y marzo, en los que la recaudación alcanzó 113,6 millones de dólares.

Los datos surgen de la última actualización de la Secretaría de Energía de la Nación para los meses de enero, febrero y marzo, en los que la recaudación alcanzó 113,6 millones de dólares, con un promedio de casi 38 millones de dólares mensuales. El año pasado, en igual período, el aporte había sido de 86,7 millones de dólares, con un promedio de 29 por mes.

Los altos precios del mercado internacional se vieron reflejados en la recaudación de las arcas provinciales, aun cuando en el país se aplican valores de referencia, para el mercado interno, muy por debajo de lo que refleja el mercado internacional.

En enero, la regalías petroleras que se generan en el sur provincial aportaron 35 millones de dólares; en febrero, que es el mes más corto de cada año, la cuenta trepó hasta los 37,6 millones de dólares; y en marzo, llegó hasta casi 41 millones de dólares.

De acuerdo con los registros que pudo cotejar ADNSUR para este informe exclusivo, se trata de valores muy por encima del promedio histórico de los últimos 10 años y sólo quedan por debajo del primer trimestre de 2012, cuando el promedio mensual de esos tres primeros meses fue de 44,1 millones de dólares y se totalizaron 132,4 millones en el primer trimestre.

La recaudación sube más rápido que la producción

En lo que hace a la producción de petróleo, en el primer trimestre de 2022 en las áreas de Chubut se extrajeron algo menos de 2 millones de metros cúbicos, es decir unos 12,7 millones de barriles.

Esos números quedan algo por debajo del año previo a la pandemia, es decir el 2019, ya que la marca resulta un 9 por ciento inferior a la de aquel año, lo que representa alrededor de 1 millón de barriles menos que en el primer trimestre 2019.

De este modo, las regalías crecieron por el impacto de los mayores precios del petróleo en el mercado internacional, que en enero promediaron 86,51 dólares por barril; en febrero se elevaron a 97,13 dólares; y en marzo saltaron 117,25 dólares por unidad.

Tal como advirtió esta agencia en otros informes, esos precios no se aplican directo en la liquidación de regalías, sino que éstas se calculan sobre un valor de referencia para el mercado interno, mucho más bajo (en línea con los precios de los combustibles) que lo que refleja el mercado internacional.

Sin embargo, el promedio para Chubut en esas liquidaciones fue más alto que en otras jurisdicciones, como el caso de Neuquén, ya que la liquidación promedio fue de unos 89 dólares por barril, considerando un valor resultante entre lo que se destina al mercado interno y al externo.

Para Neuquén, en cambio, la liquidación se hizo sobre un valor de referencia bastante inferior, en el orden de los 60 dólares por barril, debido al menor precio obtenido por el crudo liviano de Vaca Muerta en el mercado internacional y también en el interno, que aplica un “techo” para controlar los precios de la nafta y gasoil en surtidores.