Lo planteó Marina Barrera, dirigente del justicialismo local y referente del Peronismo Productivo Provincial. El espacio elaboró un documento con propuestas. Allí se alertó sobre la persistente dependencia de las regalías petroleras, caracterizadas por vaivenes que responden a factores externos. “Es necesario seguir alertando sobre cuestiones que no están resueltas y que, si parecen estarlo, es producto de cuestiones coyunturales”, indicó Barrera al respecto.

El Peronismo Productivo Provincial, línea del justicialismo chubutense nacida el año pasado, difundió un documento en el que presentó propuestas y reclamó políticas públicas que permitan el desarrollo productivo y la generación de empleo genuino en Chubut, para encontrar opciones a la dependencia extrema de los vaivenes de la industria petrolera.

Marina Barrera, referente del espacio, expresidenta comunal de Las Plumas y congresal nacional del PJ chubutense, indicó: “Elaboramos un nuevo documento que hicimos público y en el que expresamos cuestiones coherentes con los propósitos que nos planteamos cuando presentamos nuestra línea dentro del peronismo, en diciembre del año pasado”.

“En estos tiempos en el que la economía de Chubut parece haber mejorado luego de haber pasado, durante largos meses, por situaciones muy críticas, es necesario seguir alertando sobre cuestiones que no están resueltas y que, si parecen estarlo, es producto de cuestiones coyunturales”, dijo.

“En particular, vinculadas en gran parte con los ingresos provenientes de las regalías petroleras, que todos sabemos que son muy fluctuantes y dependen de factores externos, que no maneja la provincia”, manifestó.

Empleo y sectores excluidos

Por eso, dijo Barrera, “como lo decimos en el documento, que difundimos a través de nuestras redes sociales, debemos dotar a la Provincia de los mayores niveles de autonomía posible, y eso se obtiene a través de políticas de Estado que prioricen la producción y la generación de trabajo genuino”.

“Hay muchos sectores de la comunidad que están excluidos desde hace años de la economía provincial y requieren propuestas concretas y no sólo frases de ocasión vacías de contenido”, agregó.

Propuestas y descentralización

“Nosotros tenemos propuestas vinculadas con la producción agropecuaria, con la pesca, con la regularización dominial de los campos para permitir que, sobre todo en el interior, los establecimientos puedan seguir existiendo; así como con el manejo de depredadores como el puma, y también con la descentralización de organismos como el Instituto Provincial del Agua (IPA) y el Instituto Autárquico de Colonización y Fomento Rural (IAC, como se lo conoce)”, indicó.

“Hay organismos que deben modernizarse y estar al servicio de la producción”, indicó Barrera, “porque de esa manera podremos diversificar la producción, porque hay mucha gente que tiene ganas de proyectar, pero no encuentra apoyo de ningún sector del Gobierno”.

En este sentido, en relación con la descentralización del IPA dijo que podrá hacer, sobre todo en el contexto de la grave crisis hídrica actual, que “el poder de contralor se fortalezca en el terreno, impidiendo la realización de obras de desvío de cursos de agua, así como cualquier otro mal uso del recurso”.

Además consideró “imprescindible que el 12% de las regalías que paga la Hidroeléctrica a Provincia no se lo quede rentas generales y se destinen a obras hídricas y a incrementar los niveles de eficiencia en el contralor del recurso agua”.

En este contexto, manifestó también que Chubut “está en condiciones de darle más valor agregado a la lana, de generar una política de construcción y puesta en marcha de mataderos rurales para garantizar el abastecimiento propio de carne, por poner solo dos ejemplos”.

Recursos minerales

En relación con los recursos mineros, Marina Barrera planteó que “si bien los acontecimientos de diciembre último postergaron el imprescindible debate respecto a la explotación de recursos mineros de primera categoría, Chubut tiene recursos mineros cuya explotación está permitida y su promoción podría generar empleo en diversas regiones”. Y mencionó como ejemplos minerales de segunda y tercera categoría: las calizas, el yeso, la fluorita, la diatomita, entre otros, que están en nuestro territorio”.

Además, a tono con el documento, la dirigente del Peronismo Productivo Provincial cuestionó que “la falta de decisión respecto a una regulación local de las arenas silíceas ha impedido a la provincia participar de la provisión del mineral en la explotación petrolera no convencional de Vaca Muerta y ha imposibilitado la generación de empleos y prestaciones de servicios”.

“La cuestión del hidrógeno verde también debe ingresar en la agenda política con propuestas concretas”, añadió.

En definitiva, planteó que “el diseño de políticas que posibiliten el desarrollo productivo de la provincia requiere de nuestro mayor esfuerzo”.

Consideró “necesario para ello involucrar a equipos sólidos y capaces de alcanzar los consensos necesarios para convertir al desarrollo productivo y a la generación de empleo genuino en verdades políticas de Estado”.