Funcionarios del Gobierno nacional se sumaron hoy a través de sus redes sociales a la campaña “Bajar la inflación”, en apoyo al plan de acción presentado el viernes por el presidente Alberto Fernández.

“#BajarLaInflación es una prioridad. Por eso, en el marco del plan de acción presentado por el Presidente trabajaremos junto a los gobernadores y las gobernadoras y con todos los intendentes para que las medidas que adoptemos lleguen a cada rincón del país”, publicó el jefe de Gabinete, Juan Manzur, en su cuenta de Twitter.

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabalera, posteó: “La mesa de los argentinos y las argentinas nos preocupa y nos ocupa. Un problema que es de todos se resuelve entre todos y todas”.

Su par de Obras Públicas, Gabriel Katopodis sumó: “El Gobierno nacional tiene como prioridad seguir trabajando para dar respuestas que protejan y solucionen la vida de las argentinas y los argentinos. Todas y todas debemos ser parte de la construcción de la salida”.

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, resaltó que “la batalla contra la inflación es prioridad para nuestro gobierno y así garantizar precios justos en la mesa de todas y todos”.

Además se refirió a la suspensión diferencial de 2% de derechos de exportación de harina y aceite de soja y señaló que “la medida suspende un beneficio extra que tenían apenas seis grandes empresas del complejo sojero que por la guerra está teniendo ganancias extraordinarias. Lo recaudado será para cuidar el precio de la harina y el pan”.

“La batalla es contra los codiciosos. #BajarLaInflacion”, publicó Cerruti.

La Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME) expresó también su apoyo a las medidas difundidas hoy por el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y coincidió con el Gobierno en que “es urgente tomar medidas por parte del Estado para desacoplan los precios internacionales de los precios en el mercado interno”:

En cambio la Bolsa de Cereales manifestó su rechazo a las medidas por entender que representan un “incremento de la carga impositiva a la agroindustria”.

También en redes sociales referentes de Juntos por el Cambio expresaron hoy su oposición a la suspensión diferencial de 2% de derechos de exportación de harina y aceite de soja, al considerar que la medida es “ilegal” y “nula de toda nulidad” al evaluar que las autoridades nacionales “no tienen facultades” para tomarla.

En un comunicado, el bloque de diputados nacionales de la UCR consideró que “la suba de derechos de exportación por decreto es nula de nulidad absoluta” y desde el PRO dirigentes como María Eugenia Vidal, Patricia Bullrich y Cristian Ritondo también cuestionaron la medida.

“Ahora entendimos: la guerra no es contra la inflación, es contra el campo”, escribió en Twitter la exgobernadora bonaerense.

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, expresó su “rechazo al aumento de las retenciones a la harina y aceite de soja, dispuesto por el Gobierno Nacional” y consideró que “es un impuesto a la producción que no existe en ningún lugar del mundo”.

El Presidente anunció el viernes por la noche la creación de “un fondo de estabilización” para combatir la suba de precios en un marco de volatilidad en el comercio internacional de materias primas, energía y alimentos, a la vez que convocó a los sectores productivos y de la economía popular, a lograr acuerdos que permitan “luchar contra la inflación y proteger la mesa de los argentinos”.

Esta mañana, tras su publicación en el Boletín Oficial, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, anunció en conferencia de prensa que se estableció “la suspensión temporaria del diferencial de 2% de los derechos de exportación de harina y de aceite de soja del decreto 790/2020”, y que “esta suspensión de estos derechos de exportación harán que vuelvan al 33%, porcentaje que ya las empresas le descuentan al productor”.