La Asociación de los Trabajadores de la Educación del Chubut definió un paro de 72 horas para el miércoles, jueves y viernes de la otra semana, en coincidencia con el comienzo de ciclo lectivo 2022 establecido para el 2 de marzo. Una vez más, como sucedió en los últimos años, se cumple el triste antecedente del regreso infortunado de los alumnos a las aulas. El Ejecutivo «es el que debe garantizar las condiciones para reanudar la actividad, nosotros no queremos dilatar la discusión», planteó el líder de Atech, Daniel Murphy.

Después de una semana álgida, donde el Gobierno replanteó la oferta salarial emitida a los sindicatos para cerrar un acuerdo primario, en virtud de que la paritaria se reencauza en el siguiente semestre anual, los representantes docentes resolvieron una plan de lucha de 72 horas. En el caso de Atech, «fue clara la unanimidad al rechazo de la propuesta por insuficiente e insatisfactoria, tanto el 18% en tres cuotas como el 21% a pagar en tres tramos», manifestó Murphy, puntualizando sobre el debate de los educadores en las asambleas escolares.

«En Chubut no van a empezar las clases, será un paro activo en toda la provincia con distintas actividades que estamos definiendo; también sabemos que habrá una marcha a Rawson porque no queremos que esto se siga dilatando», indicó el responsable sindical. «No soportamos que esto se extienda, el sistema educativo necesita funcionar, pero el Estado provincial no lo garantiza», acotó el dirigente gremial a FM EL CHUBUT.

«Hay mucha necesidad y decisión de hacerle frente a este nuevo intento de ajustar el salario, porque la propuesta última del Gobierno ni siquiera compensaría la inflación del primer semestre de este año. Durante dos años perdidos frente a la inflación, nos parece que es muy pobre lo que ofrece el Gobierno, no es una cifra que compense los aumentos que tuvimos en el costo de vida en todo este período», agregó el secretario general del sindicato de los maestros.

TIEMPO DE ANALISIS

Murphy comentó que «el Gobierno tuvo todo el verano para recomponer el salario y no lo hizo. Y además vino con maniobras y juegos que no son conducentes a resolver el conflicto. También violó una paritaria y actuó con mala fe». En este punto, refirió al «intento de violentar» el régimen de licencias gremiales. El Gobierno, expresó el titular de Atech, «tiene como objeto claro evitar las organizaciones sindicales. Hubo un fuerte rechazo a esta medida porque se entiende que no está afectando a personas que ocasionalmente tengamos un cargo sindical, sino a toda una estructura».

«El Gobierno dice que están dando lo máximo, pero no muestra los números. No es creíble, y lo dice la población. No es justo que sigamos soportando la mala gestión del Ejecutivo», comentó Murphy.
 
RECLAMO DE PADRES

Con relación al reclamo de padres por el regreso normal de la actividad, el dirigente dijo que «tienen todo el derecho de expresarse. Yo prefiero que se expresen, siempre y cuando sea genuino». 

«Todos nos tenemos que interesar por el presente y futuro de la escuela, muchos docentes somos padres y madres, estamos preocupados, pero si la preocupación se va a reducir a enojarse con un docente, no es el responsable de la situación. Acá hay violador serial de derechos que es el gobierno de Mariano Arcioni», remarcó.