El presidente anunció la construcción de 100 escuelas técnicas de Educación Profesional Secundaria en todo el país.

El presidente Alberto Fernández encabezó este miércoles por la tarde en Tecnópolis el anuncio de la construcción de 100 escuelas técnicas de Educación Profesional Secundaria (EPS), que requerirá una inversión de 35.500 millones de pesos y buscará fortalecer la formación profesional y la inclusión laboral de 100 mil jóvenes de todo el país.

“El 2 de marzo demos vuelta la página de la penuria, empecemos otra vida porque tenemos mucho por delante”, pidió el mandatario sobre el comienzo de clases en todo el país, al tiempo que anticipó que ese día “voy a iniciar el ciclo lectivo de todos en Catamarca y en La Rioja, en el norte de nuestro país”.

“La Argentina es una y debe crecer toda, y estudiar en los tiempos que hoy vivimos es central” porque “creemos en una Argentina industrializada, que produce y que requiere de técnicos que hagan su aporte para crecer”, aseguró el jefe de Estado que estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur; los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Educación, Jaime Perczyk; de Interior, Eduardo de Pedro y de Cultura, Tristán Bauer, además de otros funcionarios del gabinete nacional.

Y añadió: “Nuestra principal preocupación hoy sigue siendo que todos volvamos al colegio, que los maestros vuelvan a enseñar y que los chicos vuelvan a estudiar”, al tiempo que precisó: “Por eso quisimos hacer especial hincapié en este plan”.

En esa línea, expresó que “las sociedades más ricas son las que desarrollaron el conocimiento y el saber”, al tiempo que reconoció: “El mundo del presente nos impone otras urgencias y una de ellas es que cuando un chico termina el colegio secundario tenga un lugar donde trabajar y encontrar un futuro para poder desarrollar su vida”.

Y definió: “El sentido de darle importancia a la educación técnica es que entre terminar el colegio secundario y encontrar un modo de vivir y crecer en la vida es poder estar preparados, es dar instrumentos a los jóvenes para que sepan a dónde tienen que ir y qué tienen para aportar para construir su propio futuro”.

Participaron del acto en el espacio la Nave de la Ciencia los gobernadores Santa Fe, Omar Perotti; Catamarca, Raúl Jalil; La Pampa, Sergio Ziliotto; Misiones, Oscar Herrera Ahuad; La Rioja, Ricardo Quintela; Neuquén, Omar Gutiérrez; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; y Entre Ríos, Gustavo Bordet.

Estuvieron presentes además intendentes de la provincia de Buenos Aires; autoridades nacionales, provinciales y municipales; representantes de universidades, y jóvenes estudiantes de todo el país.

La iniciativa conjunta entre las carteras de Obras Públicas y Educación tiene como objetivo fortalecer el acceso a la educación secundaria obligatoria de jóvenes de entre 15 y 18 años, mediante el otorgamiento del título secundario junto a una certificación profesional de acuerdo a la especialización elegida.

En tanto, las unidades escolares, que albergarán a 600 estudiantes en tres turnos, tendrán una superficie total de 3.000 m² y contarán con aulas, talleres, laboratorios, biblioteca, SUM y espacios de encuentro.

Al tomar la palabra, el ministro de Obras Públicas detalló que “los 100 mil alumnos que se van a formar técnicamente” en las nuevas instituciones “van a participar de un proyecto educativo” que será parte “de la mejor Argentina en la que la educación pública marque el rumbo que hoy venimos a reafirmar”.

Por su parte, el titular de la cartera educativa explicó que la iniciativa “va a permitir capacitar a nuestros jóvenes para que tengan más y mejor trabajo”, al tiempo que anticipó que “este año vamos a ir a la escuela vacunados, con barbijo, ventilación y con acuerdos con trabajadores y docentes para que todos puedan estudiar y recibirse”.

Durante la ceremonia, el Presidente pudo además internalizarse sobre la situación laboral de diferentes jóvenes recientemente egresados de escuelas técnicas de todo el país, quienes brindaron sus testimonios en torno a su formación y trayectoria en esos ámbitos educativos.

Las nuevas escuelas se constituirán como entornos formativos donde los jóvenes realizarán sus estudios durante el ciclo lectivo y, a la vez, funcionarán como un espacio abierto a la comunidad con actividades y propuestas que permitan integrar y vincular a la población durante el año.

Serán construidas con un enfoque de desarrollo sostenible que contemplará especialidades técnicas como agroindustria, bioeconomía, construcciones, economía del conocimiento, energías, industria textil; minería, mecánica automotriz; metalmecánica; madera y muebles; petróleo y gas; tecnología 4.0; y telecomunicaciones.