José Paredes geólogo de la UNPSJB entrevistado por FM Sur 105.5, se refirió a la problemática del agua en Comodoro y las demás ciudades alimentadas por el acueducto del Lago Musters.

En la primera parte mencionó que la situación hídrica es parte de los ciclos climáticos que trae problemas de forma sistemática, para agregar “Estos últimos dos años por ejemplo, este es un tema que excede a la cuenca del Senguer, las temperaturas del agua de mar en el océano Pacifico están más frías de lo normal”.

Explicó al respecto, “Resulta que si el agua está fría, se evapora poco y si se evapora poco, llueve poco en la cordillera, si llueve o nieva poco en la cordillera,  a los meses nosotros recibimos el impacto de bajar menos agua que lo normal”.

Aquí prosiguió dando explicaciones técnico científicas, respecto a fenómeno naturales como “La Niña” que influye en la merma de las precipitaciones.

“Traslado ineficiente del agua”

Paredes planteó “El problema es que del lago Fontana sale una determinada cantidad de agua y al Musters llega una cantidad muy pequeña. En el recorrido que tiene 320 km. hace un traslado ineficiente del agua”.

Agregó “Para saber dónde se pierde el agua y por qué, necesitamos hacer un monitoreo de qué cantidad pasa por cada lugar y cuantificar eso, y hacer un control riguroso de las tomas del río. En el año 2016 se dijo que había centenares de canales que derivaban agua en campos privados”.

En este tema consideró que las acciones de los organismos de contralor e inclusive las multas a quienes incumplen las normas deben ser más amplios.

Plantas desalinizadoras

Consultado sobre la forma en que deberían utilizarse otros medios para dotar de agua a las comunidades, más allá del acueducto señaló, “Las plantas desalinizadoras son una opción, las ciudades costeras deberían estar contemplándolas en cualquier perspectiva de solución del problema del agua”.

A la vez dijo “Es un método caro, la inversión inicial es cara pero en realidad resuelve una parte importante del problema, la planta de Caleta Olivia en principio, las estimaciones eran que iban a resolver la provisión de agua para 40 mil personas”.

Para luego afirmar, “Comodoro debería tener como prioritario este tema, tiene una economía más fuerte y tendría que ponerse a la cabeza de este tipo de necesidades y aliviar un poco el tema del acueducto”.

Emergencia hídrica

Acerca de la emergencia hídrica en la provincia José Paredes mencionó que el proyecto original incluía destino de fondos para equipamientos, para hacer monitoreo a lo largo del río.

Expresó “Creo que las medidas tienen que ir acompañadas de decisiones técnicas, de lo contrario es solo una forma de visibilizar el problema en un determinado nivel de decisión, pero que no repercute en la generación de información confiable”.

Agregando “Si la emergencia hubiera derivado en monitoreos del río Senguer durante estos últimos seis meses, para saber dónde estábamos perdiendo el agua, esto hubiera sido un gran dato para tener ahora”.

Controles

Refiriéndose a los controles expresó, “Hay que controlar las industrias, en general a los consumidores grandes con más claridad a las empresas, pero también es cierto que consumidores domiciliarios pueden reducir hasta un 30% del consumo, solo rehusando agua para riego”.

Prosiguió, “Hay escalas del problema que a gente como nosotros nos molesta, tener que regar a un horario, pero creo que hay que tocar todos los puntos, con pocos perjuicios, tratando de ser claros con lo que se busca”.

Colhue Huapi “condenado a desaparecer”

Ante la pregunta correspondiente a los antecedentes que llevaron a que se secara el Lago Colhue Huapi expresó, “Es un lago que está condenado a desaparecer, su tamaño está supeditada al ciclo de descarga de la cuenca, esos ciclos climáticos pueden ser milenarios, de décadas o de años”.

Aclaró, “Nosotros por nuestra vida vemos solo los ciclos de décadas, lo que se ve en estos ciclos de las últimas décadas es que la tendencia progresivamente es a que aumenten las temperaturas,  se reduzca la cantidad de lluvia y nieve en la cordillera, que el exceso de agua que llega al Muster sea cada vez más pequeño”.

Concluyó que las bajantes se están registrando en todo el país y la región como consecuencia del cambio climático.