La máquina arrasó el área sepultando más de 100 nidos y pichones. El responsable, que ya fue identificado por la Policía, es uno de los propietarios de un campo lindante a la reserva natural. Con maquinaria pesada trazó un camino hacia la costa, colocó alambre y electrificó el área, dejando a su paso innumerables daños ecológicos.

Ya hay una investigación y una denuncia penal en curso

En las últimas horas realizan allanamientos para ver la maniobra de este señor que fue denunciado por el Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas del Chubut, por realizar un camino sin permiso que atravesó desde el campo hasta la costa, pasando por las pinguineras y aplastando al menos 140 nidos de crías.

El Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas de Chubut comunica que, en conjunto con el Ministerio de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable y, la Dirección de Flora y Fauna Silvestre; han radicado una denuncia penal el pasado lunes 29 de noviembre por la apertura de un camino y la construcción de un alambrado electrificado (tipo boyeros) en el campo vecino al Área Natural Protegida de Punta Tombo.

Tras la acción, el biólogo y presidente de la Global Penguin Society, Dr. Pablo García Borboroglu, quien realiza tareas de investigación para el Ministerio de Turismo y Áreas Protegidas; ha sido designado para informar respecto a los daños y consecuencias provocadas, mientras se espera el proceso judicial correspondiente.

Dice la denuncia del Ministerio de Turismo y Áreas Protegídas del Chubut.

En la jornada de hoy relevan los daños causados en las pingüineras, donde hay huevos y crías aplastadas y ejemplares adultos muertos por tocar un alambrado electrificado que se instaló en los últimos días.