Desde agosto de 2020 a agosto de 2021 la provincia incorporó a más de 2.000 asalariados registrados dentro del sector privado, llegando a los 94.300. Sin embargo, todavía se está por detrás de los 95.700 fuentes laborales de 2019. Cuáles son los sectores que motorizan la reactivación.

En los últimos 12 meses Chubut recuperó 2.300 empleos privados, como correlato la mayor apertura de las actividades económicas y la mejora en la situación sanitaria por la pandemia de Covid-19 que se evidenció en los últimos meses. Aún así, la provincia sigue con indicadores laborales por debajo de la prepandemia. Los datos se desprenden del informe sobre Situación y evolución del Trabajo Registrado del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Para el mes de agosto de 2021, la provincia evidenció un total de 94.300 empleados privados registrados. Un año atrás, para agosto de 2020, en pleno proceso de cuarentena en todo el país, la cifra de asalariados era de 92.000. Lo cual marca que ha habido una recuperación paulatina, aunque todavía no para alcanzar los valores de 2019, cuando en agosto de ese año se llegaba a los 95.700 asalariados. Hoy se está 1.400 empleos por debajo de esos valores. La tendencia es que en los últimos meses de 2021 continúe el repunte y se pueda recomponer esa sangría que dejó atravesar por la contingencia sanitaria.

Para observar cómo fue la evolución de la provincia a lo largo de 2021, se observa que hasta el mes de mayo continuó la baja de fuentes laborales. Ese fue el punto de inflexión para que la curva comenzará a cambiar, hasta llegar a agosto con los mejores indicadores.

Evolución provincias

En la comparación mensual sin estacionalidad se observa que 15 de las 24 provincias mostraron variaciones positivas. Los crecimientos más importantes se verificaron en Catamarca (+2,1%), Neuquén (+0,8%), Formosa (+0,6%), Salta (+0,6%), San Luis (+0,5%), Tucumán (+0,4%), y Santa Cruz (+0,4%).

Las jurisdicciones más importantes desde el punto de vista del volumen de empleo que representan crecieron de manera moderada (como es el caso de Provincia de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe) o se mantuvieron estables (CABA). Entre las provincias que presentaron caída de empleo se encuentran Tierra del Fuego (-0,2%), Chaco (-0,2%), Jujuy (-0,2%), Entre Ríos (-0,5%) y La Rioja (-0,9%). En relación al nivel prepandemia (febrero de 2021), la mitad de las provincias lograron recuperar los niveles previos. Entre las que mostraron el mayor dinamismo se encuentran Tierra del Fuego (6,3%), Misiones (3,3%), Formosa (2,5%) y San Luis (2,2%).

La otra mitad no logró alcanzar los niveles previos a febrero 2021. Entre las provincias que mostraron peores desempeños se encuentran Mendoza (-4%), CABA (-3,8%), Neuquén (-3,6%) y Jujuy (-2,5%). En la comparación interanual, todas las provincias mostraron variaciones positivas en el empleo asalariado registrado. Las que lograron mayores tasas de crecimiento fueron Catamarca (+8,3%), San Juan (+6,7%), Formosa (+6,1%), Tierra del Fuego (+6,0%), Neuquén (+5,7%), Salta (+4,8%) y Santiago del Estero (+4,2%). Las provincias de Córdoba y Santa Fe acumularon una variación positiva del 3,4%, por encima de la provincia de Buenos Aires (+1,8%) y CABA (+0,4%).

Por sectores

Con respecto a la evolución del empleo sectorial, en agosto, las variaciones mensuales fueron positivas en 7 de los 14 sectores analizados. Entre las ramas de actividad que mostraron mayor dinamismo mensual se encuentran Hoteles y restaurantes (+1,2%), Pesca (+1,0%), Construcción (+1,0%), Enseñanza (+0,8%), Explotación de minas y canteras (+0,2%). Comercio y reparaciones, y Suministro de electricidad, gas y agua mostraron una variación de +0,1%. El sector Hoteles y restaurantes fue el que más se expandió en términos de empleo en agosto 2021. Se trata de un sector que se encontraba en caída antes de la pandemia, y el inicio de la emergencia sanitaria profundizó su deterioro. El sector mostró tasas de variación positivas en marzo y abril, retrocedió en mayo y junio, y volvió a mostrar tasas de variación positivas.

Más allá de esta incipiente recuperación, el deterioro fue tan profundo que su nivel de empleo actual se ubica 21% por debajo del vigente en febrero de 2020, mes previo al inicio de la pandemia. La Construcción registra 13 meses consecutivos con variaciones mensuales positivas. Sin embargo, hay que destacar que aún se encuentra un 0,9% por debajo del nivel del primer trimestre de 2020.

Si este sector mantiene su ritmo de crecimiento en septiembre estaría alcanzando su nivel de empleo previo al inicio de la pandemia. Por su parte, la Explotación de minas y canteras viene recuperando empleo desde enero de 2021, aunque aún se encuentra un 3,6% por debajo del empleo previo al comienzo de la pandemia. Por otro lado, un conjunto de sectores se mantuvieron estables en relación al mes anterior. Esos sectores son Industrias manufactureras, Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler y Transporte, almacenamiento y comunicaciones.

En el caso de la Industria Manufacturera se trata de un sector que mostró doce meses variaciones mensuales positivas y en los últimos tres meses se mantuvo estable. No obstante, dada su dinámica previa, su nivel de empleo se ubica +2,3% por encima del registrado en febrero de 2020 -momento previo al inicio de la pandemia-. Una situación similar se observa en Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler.

En el caso de Transporte, almacenamiento y comunicaciones, se trata de un sector cuyo empleo no ha sido capaz de iniciar algún proceso de recuperación medianamente sostenido. Desde mediados de 2018 el sector se encuentra con tendencia a la baja en el empleo, y el inicio de la pandemia no ha hecho más que profundizar ese proceso. El nivel de empleo alcanzado en agosto se encuentra un 4,1% por debajo del vigente en el febrero de 2020. Finalmente, se encuentran los sectores que presentaron caída del empleo en julio. Esos sectores son Intermediación financiera (-0,1%), Servicios comunitarios, sociales y personales (-0,1%), Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-0,2%) y Servicios sociales y de salud (-0,3%). Los sectores de Intermediación financiera y Servicios comunitarios, sociales y personales han presentado una evolución similar a Transporte, almacenamiento y comunicaciones en los últimos dos años. En términos interanuales son 10 los sectores que muestran variaciones positivas, aunque hay que tener en cuenta que se toma como punto de referencia un nivel de empleo muy bajo. Los sectores que muestran mejor desempeño que el promedio de la economía son Construcción, (+18,1%) Pesca (+8,1%), Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (+4,3%) e Industrias manufactureras (+2,8%). Los sectores que continúan mostrando caídas son Servicios comunitarios, sociales y personales (-0,2%), Intermediación financiera (-1,1%), Transporte, almacenamiento y comunicaciones (-1,4%) y Hoteles y restaurantes (-7,9%).