El seleccionado albiceleste no pudo quitarle el invicto a su par “verdeamarelho”, en el partido disputado en el estadio del Bicentenario, por la decimocuarta fecha de las Eliminatorias Sudamericanas. Sacó el boleto al Mundial luego de que perdieran Uruguay y Chile sus respectivos partidos con Bolivia y Ecuador.

La Selección argentina no pudo esta noche quedarse con el invicto de Brasil para asegurar la clasificación matemática al Mundial de Qatar 2022, al empatar 0-0 en un deslucido clásico sudamericano por la decimocuarta fecha delas Eliminatorias Sudamericanas, disputado en San Juan.

De todas maneras, podría sacar el boleto a la Copa del Mundo este mismo martes si se mantiene el triunfo como visitante de Ecuador sobre Chile (1-0), en un cotejo en el que faltan 25 minutos para el final.

Al elenco nacional le costó encontrar los caminos para generar situaciones de peligro y ni siquiera el empuje de las 25 mil personas que llenaron el estadio “Bicentenario” pudieron generar esa rebeldía en las habituales individualidades del equipo albiceleste.

El astro Lionel Messi, que reapareció como titular tras su puñado de minutos ante Uruguay -victoria 1-0-, estuvo bien contenido por Fabinho y recién en el cierre tuvo una ocasión clarísima que le contuvo el arquero Allison.

La Albiceleste, con una victoria, hubiese asegurado matemáticamente la clasificación a Qatar 2022, y en la próxima doble fecha enfrentará a Chile como visitante y a Colombia de local, entre el 27 de enero y el 1 de febrero de 2022.

Argentina quedó con 29 unidades y Brasil -ya clasificado desde el jueves pasado- sigue como líder seis puntos por delante e invicto, mientras se espera la resolución de FIFA por el inconcluso clásico en San Pablo, suspendido por funcionarios de sanidad locales.

El encuentro en un abarrotado estadio San Juan del Bicentenario tuvo unos primeros 20 minutos con Brasil, líder invicto, mejor plantado en el campo de juego y con dos opciones peligrosas para abrir el marcador: Mateus Cunha probó desde atrás de mitad de cancha por encima de Emiliano Martínez y después Vinicius Junior dilapidó un mano a mano muy claro.

Lautaro Martínez fue el encargado de responder para la Albiceleste en un tiro libre rápido en el que intentó definir de primera, pero fue bloqueado por Marquinhos.

Después que el defensor Nicolás Otamendi zafó de la expulsión por un codazo que el árbitro uruguayo Andrés Cunha no fue llamado por el VAR, los dirigidos por Lionel Scaloni tuvieron su mejor opción con un derechazo con rosca de Rodrigo De Paul, que el arquero Allison rechazó con lo justo.

En el complemento, el juego se trabó mucho más en el mediocampo y las lesiones complicaron a la Argentina. Casi no hubo remates al arco salvo al final, cuando Argentina pareció elegir quemar las naves. Por eso, con De Paul con un despliegue físico envidiable, fue de lo más destacable en la Argentina.

Fred tuvo la más peligrosa para Brasil con una volea que dio en el travesaño yMessi tuvo su oportunidad al recibir a la carrera y quedar de frente al arco, pero su remate seco le salió al medio del arco, donde estaba bien parado Allison, que contuvo en dos tiempos..

Argentina cierra un año que seguramente será inolvidable por haber vuelto a levantar un título a nivel mayor después de 28 años y con 27 partidos invicto bajo el mando de Scaloni, quedando a cuatro del récord de Alfio Basile.

Síntesis:

Argentina
:Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Cristian Romero, Nicolás Otamendi, Marcos Acuña; Rodrigo de Paul, Leandro Paredes, Giovani Lo Celso; Lionel Messi, Ángel Di María y Lautaro Martínez. DT: Lionel Scaloni.

Brasil: Alisson; Danilo, Marquinhos, Eder Militao, Alex Sandro; Fabinho, Fred, Lucas Paquetá; Raphinha, Matheus Cunha y Vinicius Junior. DT: Tite.

Cambios en el segundo tiempo:al inicio, Joaquín Correa y Lisandro Martínez por Lautaro Martínez y Paredes (A); 7m Germán Pezzella por Romero (A); 23m Antony por Rapinha (B); 29m Julián Alvarez por Di María (A); 33m Gerson por Paquetá (B); 40m Gabriel Jesús por Cunha (B) y Nicolás Domínguez por Lo Celso (A).

Estadio: San Juan del Bicentenario.

Árbitro: Andrés Cunha (Uruguay).