Darío Bahamonde, 2º Jefe Bomberos Voluntarios Sarmiento en dialogo con FM Sur 105.5 Mhz destacó la tarea realizada este domingo ante el temporal de viento que azotó la provincia y particularmente la localidad.

Sobre las actividades señaló que la actividad del fin de semana se inició el viernes por la noche, con un incendio en una chacra cercana a la ciudad, que prosiguió con un incendio de campos el sábado por la noche, en la zona conocida como “la vuelta” del Senguer.

Luego expresó sobre el domingo, “Tuvimos una ardua tarea en voladura de techos, árboles caídos, palmas de luz, a full desde las doce del mediodía, constante hasta las diez u once de la noche que calmó un poco”.

Destacó que estuvieron muy atentos durante la noche y la jornada del lunes, ante el “alerta” por ráfagas que existe.

Intervenciones

Bahamonde consultado por la tareas del domingo dijo, “Fueron 60 intervenciones, con postes de luz, árboles, íbamos a ver y por allí delegábamos el trabajo del poste de luz a la cooperativa, porque era un trabajo conjunto”.

Luego reconoció, “Hablamos entre nosotros que como siempre tenemos viento, no le dimos la importancia al Servicio Meteorológico de la intensidad, quizá lo tomamos como un ventarrón normal”.

En esta parte comparó que tampoco la gente común en general se preocupó en asegurar una chapa, lo que después causó varios inconvenientes en distintos lugares.

Voladuras de techo

En referencia a los techos dijo, “Hicimos un conteo de las voladuras de techo, estamos alrededor de las cuarenta y ocho a cincuenta, el resto son árboles, más el resto donde pasamos a llamar a la cooperativa avisando donde estaban los postes  afectados, cálculos estuvimos recibiendo en total unas 150 llamadas”.

Completó señalando, “Después tuvimos la racha que se cortaron las líneas telefónicas, mucha gente que vino a avisarnos de las intervenciones”.

Finalmente sobre antecedentes en la localidad de la intensidad del viento, expresó “Tenemos un registro del año 2006, que arrancamos con vientos fuertes, con voladuras de techos y árboles, esa vez arrancamos también a las dos de la tarde, la última voladura de techos que volvimos al cuartel, había sido en el regimiento en sector de galerías cerca dela medianoche”.