“Hago política con la gente” es un término que habitualmente utilizaron los políticos, especialmente en campañas electorales aunque parece que en esta nueva etapa no es así.

Lo cierto es que durante un día, específicamente el 4 de octubre, las redes sociales mayoritariamente se silenciaron y automáticamente desaparecieron los candidatos a las elecciones del 13 de noviembre.

Aquí sucede que quienes se postulan evidentemente carecen de apoyo popular y solo aparecen como aspirantes a cargos, que al común de la sociedad no generan mayor interés.

Fotos solitarias

La introducción tiene que ver con que en general quienes transitan  la política en los últimos años, parecen mostrarse solo en las redes sociales y con poca actitud frente a la comunidad.

En definitiva si se observa los movimientos realizados en general aparecen en fotografías con carteleria indicando una localidad o punto de reunión y prácticamente sin gente.

En esa soledad se debaten actualmente de manera especial los  candidatos de las dos fuerzas mayoritarias chubutenses como lo son de acuerdo a las PASO “Juntos por el Cambio” y “Frente de Todos”.

Están o no están

A la espera de la apertura oficial de la campaña electoral, siguen las negociaciones entre los candidatos, tratando de unir sus respectivas fuerzas.

Sabido es que el triunfo en la interna de “JxC” dejó un surco importante especialmente entre radicales históricos y quienes ven en “Nacho” Torres una usurpación de espacio, siendo que el PRO carece de una estructura partidaria organizada en la provincia.

La realidad es que pasado el fervor del triunfo existe preocupación en el sector ganador, porque más allá de mostrarse en fotos con  la presidenta de la UCR, sienten que no es suficiente el aporte que Gustavo Menna pueda dar en Comodoro Rivadavia, donde se juegan los intereses más grandes.

Linares busca aliados

Por su parte Carlos Linares ha decidido junto al intendente Luque, cambiar la estrategia y apuntar su capacidad de movilización exclusivamente en la ciudad petrolera, tomando en cuenta que la previa del intendente a nivel provincial no tuvo el resultado esperado.

En consecuencia ese mal movimiento en las PASO pone en riesgo su futuro, teniendo en cuenta que ha bajado notablemente si posibilidad de aspirar a la gobernación 2023.

Ante este panorama el presidente del PJ, está tratando de acomodar alianzas, especialmente el Valle y Puerto Madryn, lo que parece improbable tomando en cuenta que ese movimiento debió haber sido previsto mucho antes.

2023 a la vista

Mientras todo esto pasa, Maderna desmiente lo que es un hecho, su campaña para el 23 está iniciada, con referentes que se han ido ubicando en localidades, especialmente de la zona cordillerana.

Naturalmente esto es en paralelo al discurso donde dice apoyar a su ex contrincante por la intendencia de Trelew, Florencia Papaiani, lo que aparenta tener recelo especialmente en las bases de cada sector.

Por su parte los madrynenses sigan sumando apoyos desde distintos lugares de la provincia, aunando posturas alrededor de Ricardo Sastre, que a su vez está mostrando una aceitada relación con el gobierno nacional.

Desde el gobierno de Arcioni ven con buenos ojos el posicionamiento del vicegobernador y esperan allanar cuestiones financieras y políticas, para que el camino a Fontana 50 lo tengo con un poco menos de agitación.

Camino a noviembre

Finalmente es importante señalar que pese a lo augurios, la elección de noviembre no está clara en cuanto sus resultados.

Si bien Torres aparece como el casi seguro ganador, es posible que no sume muchos más votos de los que logró en las PASO y el tema está en quien lo secundará.

La mala estrategia del Frente de Todos en Chubut, lleva a que en lugar de buscar obtener la victoria, tenga que pensar en no ser superado por el ChuSoTo, hay que aguardar los días venideros para observar  como se mueven en cada uno de las agrupaciones.

Hasta la próxima

Raúl H. Pasarín