Fernando Locci es el Presidente del Colegio de Geólogos del Chubut y especialista en hidrogeología, entrevistado por FM Sur 105.5 Mhz se refirió a la cuenca del Senguer y la situación respecto a la emergencia hídrica que promulgó el gobierno provincial.

Sobre la emergencia expresó “Se puso en agenda por parte del gobierno, un poco empujado por los vecinos, que se movilizan y están muy inquietos por distintas razones, que afecta toda la zona sur de la provincia”.

Agregó “La emergencia hídrica creo que debe ir acompañada de acciones concretas, que sirvan para empezar a tratar de una vez por todas y de manera continua, como una política de Estado la problemática de la cuenca del Senguer”.

Obras de Infraestructura

Consultado sobre las obras de infraestructura en la cuenca, si alcanzan para su preservación explicó “Pasa por realizar obras estructurales como son las obras civiles, como el azud y también obras “no estructurales” que tienen que ver con la planificación, gestión y aprovechamiento inteligente del recurso”.

Sobre el azud dijo, “Visto desde una óptica simplista es almacenar agua, que escurriría naturalmente por el río, en una zona climática que favorece una menor evaporación”, allí explicó el proceso natural que sucede en la zona árida de Sarmiento.

Continuó diciendo, “Es una de las tantas obras que se deben hacer, desde la visión técnica de nuestra disciplina, creemos que es importantísima cualquier obra, sea esta u otra, trabajar sobre bases de datos desarrolladas e instrumentadas en la propia cuenca, que nos den la certeza que  la información que estamos utilizando para diseñar obras, para tomar decisiones sea confiable”.

“Donde estamos parados”

Siempre sobre la misma temática, destacó “Si tengo que decir donde estamos parados, en cuanto a esa cantidad de información, estamos parados tengo en un lugar que no es el ideal, ni mucho menos, porque tenemos información muy dispersa, un control que deja mucho espacio para la incertidumbre, que a mí también me la genera”.

Prosiguió señalando “Qué grado de modificaciones puede generar en la parte que a mí me toca, que es la hidrogeología, que tiene que ser tratada en un estudio de impacto ambiental”.

Agua en subsuelo

Más adelante aclaró respecto al Senguer, “Estamos hablando de un río de 340 km de recorrido, que en forma activa tiene solo tres estaciones de medición de caudal, eso es casi nada, es por un lado por el agua superficial, asociado a al agua superficial que nosotros la podemos ver”.

Explicó, “Dentro del valle y en el subsuelo, asociado, que funciona en forma combinada hay un flujo subterráneo que está circulando dentro del terreno, ese volumen de agua no está definido en cuanto a características, ese es un factor que hay que analizar, evaluar, hay muchas posibilidad de aprovechamiento del agua subterránea que podría quitarle presión al uso del agua del lago”.

Consideró este aspecto muy significativo para “Poner el foco” para buscar poner un “equilibrio entre el agua superficial, para no aplicar tanta presión al lago y el uso del agua subterránea, que hay mucha cantidad tanto en Sarmiento y todo el valle acotado al escurrimiento del río Senguer”.

Uso racional del agua

Más adelante Locci se expresó en la necesidad de un uso racional del agua y se refirió como ejemplo a la ciudad de Comodoro Rivadavia, “El mal uso que se hace del agua, acá estoy totalmente en contra con no tener medidores domiciliarios, me parece una barbaridad que estemos viendo el accionar de algunos vecinos que lavan tres veces por semana el auto, que tienen pileta cambiando el agua continuamente”,

Agregó, “Ese tipo de cosas son lujos que no nos podemos dar, en las condiciones donde estamos, no estamos en una zona tropical, estamos viviendo en un desierto, que por suerte tenemos el aporte de agua natural proveniente de la cordillera”.

Aclaró “Es un agua que se produce en una zona alejada y por ejemplo en la zona de Comodoro, en la zona costera Caleta, Rada Tilly tenemos que traerla desde muchos kilómetros por eso tiene un costo importante”.

“Tiene  que haber controles continuos”

Con respecto a lo que es el uso racional del agua insistió Locci, “Tiene que haber controles con los sistemas de medición continua, hay sistema satelital de control, tampoco es necesario tener un ejército de gente operativa en todo el campo”.

Dejó en claro además, “Hay medios técnicos, tecnológicos, como para poder hacerlo, entonces hay que apuntar a este tema”.

Plantas desalinizadoras

Consultado sobre la alternativa de plantas desalinizadores de agua de mar para abastecer Comodoro Rivadavia, tal como se comentó en algún momento, fijó su postura “Con el tema de la desalinizadora particularmente objeto varias cuestiones, en relación a las características que tenemos en la zona”.

En esta cuestión remarcó “Comodoro desgraciadamente no tiene tratamiento de los efluentes cloacales, son vertidos directamente a la costa, de hecho tenemos muy pocas playas habilitadas como balneario”.

La explicación que dio fue la siguiente, “Si tomamos agua del mar para desalarla, me parece una locura por más que sufra un proceso de desinfección y depuración, estar tomando ya que no se conocer muy bien el alcance de la contaminación de la costa”.

Concluyó “Por ese lado la descartaría, por otro lado es una tecnología muy cara, consume muchísima energía, el m3 de agua producida es mucho más cara de lo que cuesta traer el agua desde Sarmiento”.

En el final se refirió al deshecho que causa la desalinización, que se transforma en una salmuera y al ser volcada de nuevo al mar, con una salinidad cinco veces mayor al agua de mar, ese contenido salino mata la “Fauna bentónica, adosada al suelo marino”.

Por ultimo Locci dejó como comentario la posibilidad de trabajar en algo complementario, “Lo que se apunta a nivel mundial es al uso combinado de distintas fuentes, por ejemplo aguas superficiales, aguas subterráneas y aguas desaladas, tal como se hace en lugares con mayor desarrollo y alta tecnología”.