Con el control de las 1.342 mesas que se habilitaron en Chubut, donde votó el 66,7% de los electores, finalizó el escrutinio que se realizó durante dos días en el recinto de la Legislatura. No hubo sorpresas ni cuestionamientos sobre los telegramas ni las urnas.

Betina Grosman, secretaria electoral federal, detalló que “se terminaron las operaciones de escrutinio y estos datos son aproximados porque todavía estamos puliendo detalles en nuestro centro de cómputos. Tenemos un porcentaje de 66,68 sufragantes con 299.232 electores”.

En categoría Senadores:

Juntos por el Cambio, que tuvo tres listas, obtuvo en la lista A (Sergio Ongarato) 34.744 votos; la B (“Nacho” Torres) 64.655 votos y la C (Mario Cimadevilla) con 10.791. En total el espacio logró 110. 190 votos.

En el Frente de Todos, la lista G (Lorena Elisaincin) obtuvo 13.893 votos y la letra K (Carlos Linares) con 60.141 votos. En total 74.124 votos.

“Chubut Somos Todos” (Federico Massoni) tuvo 37.739 votos.

El Frente de Izquierda, que tuvo dos listas, recibió en la A (Gloria Sáez) 14.163 votos y en la R (Maxi Masquijo) 11.793 votos. Un total de 25.956 votos.

El PICH (César Treffinger) con 20.400 votos.

Hubo 20.017 votos nulos y 10.776 en blanco.

En categoría Diputados:

Juntos por el Cambio, en la lista A (Gustavo Menna) 35.126 votos; la B (Ana Clara Romero) 64.095 votos y la C (Pablo Martínez) con 10.546. En total el espacio logró 109.767 votos.

En el Frente de Todos, la lista G (Daniela Andrade) obtuvo 14.216 votos y la letra K (María Eugenia Alianiello) con 58.934 votos. En total 73.150 votos.

“Chubut Somos Todos” (Fabián Puratich) tuvo 36.772 votos.

El Frente de Izquierda, que tuvo dos listas, recibió en la A (Daniela Gordiola) 14.201 votos y en la R (Emilse Saavedra) 12.006 votos. Un total de 26.207 votos.

El PICH (Maira Frías) con 20.362 votos.

Hubo 19.680 votos nulos y 13.262 en blanco.

Según su experiencia en elecciones anteriores, Grosman consideró que la cantidad de votos en blanco “me pareció chica. Antes los votos en blanco eran terceros y cuartos en las listas y ahora no. La gente eligió votar”.

En cuanto al porcentaje de la participación con respecto a otras PASO, “lo veo bien porque en las ciudades más grandes hubo mucha más participación y es comprensible, que a lo mejor no fueron motivados lo suficiente en las legislativas. En Telsen, por ejemplo, hubo un 42%. Debe ser difícil ir a votar en estos lugares como Gastre y Gan Gan, donde hubo porcentajes bajos”.

“No hubo inconvenientes pese a la cantidad de listas. Sí se vio que por ahí se invertían los números y como la tendencia era, por ejemplo, lista G y lista K del Frente de Todos la tendencia era 10/44 y si en alguno veíamos 44/10 nos dábamos cuenta de que estaba al revés. Ahí íbamos a la urna, verificábamos y cambiábamos los datos. Se habían computado mal en el telegrama”.#