Fueron cinco las fórmulas que superaron el 1,5% de votos y vencieron a sus contrincantes en las internas. Cómo se prepara Juntos por el Cambio para formalizar el batacazo. El Frente de Todos y el desafío de remontar un panorama inesperado. Massoni y Puratich buscarán engrosar su porcentaje, mientras que el FIT y PICH quieren mejorar sus elecciones históricas para aspirar a una banca.

Las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de término medio dejaron en Chubut un escenario imprevisto pero que estuvo en consonancia con lo sucedido en el resto del país.

El Frente de Todos perdió terreno y cayó en 18 distritos a nivel nacional, un panorama sumamente diferente al del 2019 donde Alberto Fernández subió a la presidencia.

En la provincia fueron cinco las listas que lograron superar el 1,5% de votos necesarios y triunfaron en sus internas para acceder a las generales de noviembre, y desde este lunes están con miras en el objetivo de acaparar la mayor cantidad posible de las tres bancas en el Senado y las dos en Diputados que están en juego.

JUNTOS POR EL CAMBIO

La fuerza dio la nota tras el recuento de votos venciendo por amplio margen al Frente de Todos. Juntos por el Cambio se alzó en la provincia con el 39,50% de los votos, y ese total quedó repartido en un 58,57% para la lista Juntos por Chubut (Ignacio Torres-Ana Clara Romero), 31,55% para Juntos por el Futuro (Sergio Ongarato-Gustavo Menna) y el 9,87% para Abrí los Ojos Chubut (Mario Cimadevilla-Pablo Martínez).

Ignacio Torres y Ana Clara Romero celebraron el enorme resultado de la lista y la alianza en la provincia, y ya están enfocados en sostener e incrementar los votos el 14 de noviembre.

Con este resultado, la dupla Torres (senador) y Romero (diputada), que obtuvo alrededor de 63mil votos, será quien represente a la alianza en las generales de noviembre.

Así las cosas, Juntos por el Cambio irá por las dos bancas en el Senado como objetivo principal, algo impensado semanas atrás.

FRENTE DE TODOS

En las entrañas del peronismo el resultado de las PASO se sintió como un fracaso. La fórmula compuesta por Carlos Linares y Eugenia Alianello apenas pudo ganar en Comodoro por escasos 4.000 votos, y perdió por 5.000 en Puerto Madryn, donde gobiernan los hermanos Sastre.

Los 59mil electores que se volcaron por el Movimiento de Integración Chubutense no fueron suficientes, y si bien la lista le ganó la interna al Frente de Mujeres Justicialistas con poco más del 80% de los votos y dirá presente en las generales, toda la atención se volcó a la inesperada derrota del Frente de Todos en la provincia.

Desde el minuto uno en el Peronismo no se hace otra cosa que evaluar el escenario y las posibles acciones para revertir el fracaso de las PASO. Carlos Linares llamó a “militar y explicar a cada vecino y vecina de Chubut qué proyecto político queremos para adelante”.

En el búnker del FdT no se hablaba de otra cosa que de “militar”, al menos eso repitieron hasta el cansancio el intendente comodorense Juan Pablo Luque y el propio candidato a senador Carlos Linares. A dos meses para las generales, el objetivo principal es incrementar el 26,65% de votos y hasta superar a JxC para buscar una posible segunda banca en el mejor de los casos.

CHUBUT SOMOS TODOS

Desde la publicación de los primeros resultados, en el Gobierno Provincial reinó la sensación de insuficiencia. Después lo confesó el mismo candidato a senador Federico Massoni, que dijo haber “esperado diferentes resultados”, aunque celebró haber pasado el filtro del 1,5% de votos.

“La diferencia con el resto de las fuerzas se puede achicar”, confió el gobernador Mariano Arcioni desde el búnker de Chubut Somos Todos ante el aplauso de sus candidatos.

El 13,42% de los votos, traducidos en 36.800 boletas de Chubut Primero introducidas en las urnas, deberá mejorar si el espacio quiere ocupar una de las bancas en juego, sobre todo en Comodoro Rivadavia, donde el panorama fue peor del que se esperaba.

Lo saben los candidatos Federico Massoni (Senado) y Fabián Puratich (Diputado), que no podrán distraer sus funciones como ministro de Seguridad y ministro de Salud respectivamente. Restará saber si habrá un ‘extra’ en la campaña además de la gestión al frente de las carteras.

FRENTE DE IZQUIERDA

Con una corta diferencia de votos, la lista de la Unidad de Izquierda (13.970 votos) se impuso a (R)Evolucionemos (11.563 votos) y el Frente de Izquierda y de Trabajadores se enfilará detrás de Gloria Sáez como candidata a senadora y Daniela Gordiola para diputada en noviembre.

Gloria Sáez y Daniela Gordiola siguen en carrera.

La izquierda consagró una elección histórica en Chubut obteniendo el 9,30% de votos entre ambas listas, y se desea perfilarse en las generales para subir esa cifra y lograr poner uno de sus candidatos en el Congreso.

PARTIDO INDEPENDIENTE DE CHUBUT

Tras un completo recorrido en la provincia con un llamativo colectivo ploteado con los rostros de los precandidatos y el nombre de la lista “Sumate es ahora”, el PICH también logró un excelente resultado con porcentaje superior a lo que reflejaban las encuestas.

La fuerza presentó lista única que acumuló 19.991 votos, alcanzando un 7,28% que le permitió acceder a la instancia definitiva de las elecciones de término medio.

Hubo mucho optimismo en el PICH por el resultado mayor al esperado.

César Treffinger encabeza la boleta como candidato a senador y Maira Frías es la candidata a diputada. Seguirán con su recorrido y presentación de propuestas para incrementar su número de votantes para aspirar a ocupar una de las bancas que se renuevan.