El concejal Ramiro Ibarra presentó una denuncia contra el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, por presunto “Incumplimiento de deberes de funcionario público” en procedimientos aplicados para compras en el marco del siniestro ígneo. La acusación incluye al viceintendente, Alejandro Marques, y a integrantes de su gabinete.

Presentación judicial

Según se detalla en la exposición, tanto el mandatario municipal como el viceintendente, Alejandro Marques, y otros funcionarios del gabinete, incurrieron en el gasto de una suma millonaria sin la debida autorización del Concejo Deliberante y sin proceder a una licitación pública.

El concejal denunciante afirmó que “la presentación se basa en datos y pruebas concretas”, y solicitó que la Justicia investigue porque cree “en la misma y es importante que se sepa la verdad de qué se hizo con los fondos”.

Además, Ibarra detalló una serie de presuntas irregularidades cometidas por el Ejecutivo, como el incumplimiento de plazos en entrega de módulos habitacionales, defectos en la construcción, carencia de información y manejo poco transparente del presupuesto. “Evidentemente hay un modus operandi que está claro, que es manejar discrecionalmente los fondos”, subrayó.