El capitán de la Selección argentina Lionel Messi manifestó su “orgullo” por haber podido batir el récord de presencias con la camiseta albiceleste, luego de la “victoria importante” sobre Paraguay para “seguir creciendo” en la Copa América.

Messi cumplió 147 encuentros con la Selección argentina mayor y alcanzó al ya retirado Javier Mascherano, que hasta el momento ostentaba ese récord con la albiceleste.

Antes de cumplir el jueves 34 años, en medio de la burbuja que la delegación albiceleste lleva adelante en el predio de AFA, en Ezeiza, la “Pulga” valoró el triunfo sobre los guaraníes, más allá de las críticas que una parte de la opinión pública lanza sobre el desempeño del seleccionado.

“Otra victoria importante para seguir creciendo. Orgulloso por haber podido vestir la celeste y blanca tantas veces como mi amigo Masche al cual quiero mucho, respeté y admiré siempre”, publicó Messi en su cuenta oficial de la red social Instagram.

Entre los comentarios, justamente se destacó el del “Jefecito”, que respondió: “Que bendición que seas Argentino.

Felicitaciones por el récord amigo”.

Hasta el duelo ante Paraguay por la Copa América y desde aquel debut en la Mayor -con expulsión incluida a los 92 segundos de haber ingresado- ante Hungría, pasaron 204 partidos de Argentina, donde Messi estuvo en 147.

Mascherano, que se retiró hace pocos meses como profesional, llegó a esa cifra en el Mundial de Rusia 2018, con la eliminación ante Francia por los octavos de final.

Es cierto que, en este camino de la “Pulga” que incluyó cuatro Mundiales y seis Copas América -contando la actual en Brasil-, llevó a la Selección hasta el umbral de la gloria, pero no pudo coronarse, la cuenta pendiente que tiene en su valiosísima trayectoria.

Desde la previa de esta Copa América, que primero iba a ser en Argentina-Colombia y luego se mudó a Brasil, Messi ratificó que “es el momento” de poder saldar esa deuda personal y colectiva, de conseguir un título que la Selección mayor no logra desde 1993.

Messi estuvo en duda para el cruce con Paraguay producto de su acumulación de cansancio, pero finalmente jugó los 90 minutos tras charlar con el entrenador Lionel Scaloni.

Por eso será fundamental el descanso que desde este martes a la madrugada llevan adelante en el predio de AFA, porque será una semana hasta enfrentar el lunes 28 a Bolivia en Cuiabá, en el cierre del grupo A.

De conseguir un triunfo, Argentina ganará la zona y se asegurará evitar al primero del grupo B, probablemente Brasil, hasta la final.

“Lo que más me preocupa es el estado físico de los jugadores”

El seleccionador argentino, Lionel Scaloni, reconoció su preocupación por “el estado físico” de sus jugadores luego de un seguidilla de cinco partidos seguidos entre Eliminatorias Sudamericanas y Copa América en Brasil, en la que se metió en los cuartos.

“Lo que me preocupa hoy es el estado físico de los jugadores. Las condiciones no eran las mejores para jugar. El segundo tiempo también es mérito de Paraguay. Obviamente hay cosas para mejorar, como en todos los partidos”, analizó el DT argentino en la conferencia.

“Lo lindo de todo esto es el proceso. Disfrutar el partido es difícil, especialmente cuando son encuentros friccionados, muy pocos se cierran rápido. Paraguay estaba fresco y nosotros veníamos de jugar hacía muy poco. En el segundo tiempo, el equipo intentó que no nos generaran ocasiones y, por momentos, buscó algo más”, remarcó.

Argentina, a diferencia de su rival, ya jugó tres partidos y logró dos victorias (1-0 ante Paraguay y Uruguay) y un empate (1-1 en el debut frente a Chile) y ahora descansará una semana para despedirse el lunes 28 en la primera ronda contra Bolivia.

“Es una posibilidad que el siguiente partido realicemos rotaciones. Haber clasificado nos da tranquilidad. Ahora recuperaremos fuerzas y entrenamientos”, comentó Scaloni, que ya para esta noche hizo varios cambios y pensó en dejar afuera a Lionel Messi aunque finalmente lo ubicó entre los once, para que el crack del Barcelona llegase al récord de más presencias -alcanzó a Javier Mascherano- con 147.

De hecho, ante la consulta, deslizó: “La realidad es que Messi viene jugando todos los partidos y es muy difícil no contar con él”.

El rosarino tampoco estuvo presente en los 54 partidos de Barcelona en esta temporada reciente, pero faltó en siete entre lesiones, permisos especiales y decisión de su entrenador Ronald Koeman.

Scaloni destacó también el “trabajo increíble” del autor del gol, Alejandro Gómez, y de Sergio Agüero después de “mucho tiempo de inactividad” en sus equipos.

“Ángel Di María hizo un enorme partido, sigue él perteneciendo a una generación en la que todos confiamos. Está él como sus otros compañeros aún vigentes. Los tres hicieron un gran esfuerzo por el bien del equipo. Este es el camino”, continuó.

“Creo que estamos bien. La verdad que estar clasificados a falta de una fecha nos da tranquilidad y fuerzas. Para este partido no pudimos ni siquiera entrenarnos por el desgaste”, concluyó el DT.