Durante los meses de abril y mayo ya había otorgado dos bonos de $1.500 cada uno, a raíz del desfasaje entre los haberes y los aumentos de precios. Ahora sería por un monto de entre 6.000 y 8.000 pesos.

El Gobierno define elpago de un bono especial para mejorar el poder adquisitivo de jubilaciones y pensionesen el trimestre. El bono sería de 6500 a 8000 pesos. En los próximos días definirían el alcance. Es que con los datos de inflación de mayo y las proyecciones para junio, las jubilaciones y pensiones volverían a quedar atrasadas frente al alza de los precios.

En el primer semestre del año y con la nueva fórmula vigente desde marzo, las jubilaciones y pensiones recibieron dos aumentos trimestrales de 8,07 y 12,12 por ciento respectivamente. El alza total es de 21,2 por ciento. Con una suba promedio de los precios del 3 por ciento en junio, la inflación de la primera mitad de 2021 sumará el 25,1 por ciento, lo que representa una pérdida de 3,1 por ciento con respecto al mismo semestre del año anterior.

Teniendo en cuenta lo que sucedió con los bonos pagados durante el 2020 y comienzos del 2021, seguramente volverá a alcanzar a las jubilaciones y pensiones más bajas y dejaría afuera a los haberes más altos.El objetivo oficial es recomponer el poder adquisitivo de los sectores populares, en línea con la promesa del presidente Alberto Fernández de privilegiar a los grupos sociales que están en la base de la pirámide de ingresos.

También viene adar respuesta al objetivo plasmado en el Presupuesto de este año de que el salario le gane a la evolución de precios.

Fuente: Página 12.