El Subcomisario Bruno Germillac, Jefe de la Comisaria Sarmiento en dialogo con FM Sur 105.5 Mhz, explicó detalles de la manera en que se llevan adelante los controles, teniendo en cuenta la pandemia por el COVID en la localidad.

En la entrevista destacó que para reducir las reuniones sociales nocturnas dijo“lamentablemente hay que achicar el horario de circulación

En la ocasión dejó en claro que es necesaria la colaboración de los vecinos, para luego señalar, “El día 22 volvimos a los dos controles de ingreso en Ruta Nacional 26 y 280, en el pórtico desde hace ya un año medio mantuvimos el control prácticamente de manera permanente”.

Allí explicó que en esos controles se piden los requerimientos que marca el decreto provincial.

Accesos restringidos

Consultado respecto a la posibilidad de ingreso a la ciudad de personas que provengas de otras localidades y no son esenciales explicó, “Directamente no se los deja ingresar, recordemos que aún está en vigencia, donde se prohíben reuniones de todo tipo. Solamente están autorizadas las reuniones de convivientes, no existe la posibilidad que personas vengan de Comodoro a pasear, por ejemplo”.

Luego marcó las excepciones como para abastecimiento, salud o urgencia, en tanto que el residente de Sarmiento puede salir e ingresar siempre que sea por razones justificadas.

Reuniones clandestinas

En lo referido al crecimiento de casos en la ciudad, explicó que bajaron las denuncias de vecinos sobre reuniones clandestinas y dijo, “Podemos asegurar que con el correr del tiempo, esa colaboración constante que teníamos del vecino, que nos llamaban por una reunión social han dejado de existir”.

Afirmó, “Los llamados han disminuido pero no la cantidad de reuniones, eso se evidencia en la investigación epidemiológica”.

Sobre su posición personal, en cuanto a si son necesarias más restricciones por el COVID expresó “Si hiciéramos las cosas bien, no debería haber restricciones a esta altura, hace un año y medio que nos explicaron los protocolos. Nos están pidiendo en esta época que evitemos las reuniones sociales y lamentablemente día a día, no se respetan”.

Horario de circulación

En otro momento el Subcomisario Germillac consideró, “Las reuniones sociales, la única forma de cortarlas, de reducirlas es con el horario de circulación no hay otra forma”.

Para agregar señalando, “Hemos determinado que grupos de jóvenes, deciden 20,40 horas una reunión social, porque a las 21 se termina la circulación, entonces  no se ve tanta gente circulando, pero las reuniones existen”.

Concluyó, “Para eso lamentablemente hay que achicar el horario de circulación, esa es la realidad. Si fuéramos realmente responsables  no ocurrirían en tanta cantidad”.