Tras idas y venidas, el Gobierno y la oposición finalmente acordaron el corrimiento por un mes de la fecha de las elecciones: las PASO serán el 12 de septiembre y las generales el 14 de noviembre.

El proyecto se logró consensuar después de que el ministro del Interior Eduardo «Wado» de Pedro y el presidente de Diputados, Sergio Massa, aceptaran incluir la «cláusula cerrojo» pedida por Juntos por el Cambio para garantizar que una vez aprobada esta ley no haya más cambios de fechas ni una suspensión de las PASO.

«LA PRESENTE LEY NO PODRÁ SER MODIFICADA NI DEROGADA DURANTE EL AÑO CALENDARIO EN CURSO», SEÑALA EL ARTÍCULO QUE SE DECIDIÓ INCORPORAR.

“En Argentina no habrá suspensión de elecciones. Hemos convenido una prórroga del cronograma electoral de 30 días. En Argentina se votará como en todo el mundo”, celebró el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio, Mario Negri, tras el encuentro y agregó: “Además, desde Juntos por el Cambio pedimos que el proyecto de ley sea remitido por el Poder Ejecutivo. La responsabilidad no puede recaer en la iniciativa de un legislador individual, dado que se trata de un amplio acuerdo transversal interpartidario”.

«La cláusula no sólo es una autolimitación de los legisladores con mandato de no modificar la ley que correrá las elecciones 5 semanas, también es un reconocimiento jurídico por parte del Congreso de que el método para seleccionar los candidatos por parte de los partidos son las PASO», indicaron desde la oposición.

Fuente Clarín