Fue un almuerzo en la quinta presidencial. Analizaron la designación del próximo superintendente de Servicios de Salud, tras la muerte de Eugenio Zanarini.

El presidenteAlberto Fernándezmantuvo este jueves un almuerzo este jueves en Olivoscon una delegación de laCGTy en la aseguró tener el reemplazante del fallecidoEugenio Zanarinial frente de la Superintendencia de Servicios de Salud aunque por el momento optó por no descifrar su nombre.

Del encuentro en la Quinta Presidencial participaron los secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña, y los líderes de la UOCRA, Gerardo Martínez; de Obras Sanitarias, José Luis Lingeri; de UPCN, Andrés Rodríguez; de Empleados de Comercio, Armando Cavalieri; de la UOM, Antonio Caló; y de Seguros, Jorge Sola.

Por parte del Gobierno se presentaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la ministra de Salud, Carla Vizzotti, la asesora presidencial, Cecilia Nicolini; y la subsecretaria de Políticas de Inclusión en el Mundo Laboral, Pamela Ares.

Durante el cónclave,también se expuso lo referido al control de precios que lleva adelante la administración de Fernándezal tiempo que hicieron énfasis en la actualidad de actividades estratégicas representadas por los dirigentes gremiales como Salud, Educación, Transporte, entre otras.

Los gremios, asimismo, dieron detalles sobre el trabajo que realizan en el marco de la pandemia, lo que generó el agradecimiento especial del máximo mandatario.

A su vez, señalaron fuentes en Olvios, que se “resaltó el enorme paso logrado con la modificación el impuesto a las Ganancias que permitirá llevar mayor poder adquisitivo a más de 1.200.000 de trabajadores”.

Otro de los temas abordados fue la paritaria y quedó ratificado el objetivo de lograr salarios que le ganan a la inflación anual.

Sobre la Superintendencia de Servicios de la Salud (SSS), el Jefe de Estado prefirió no dar un nombre pero los consultados remarcaron que se trata de una persona de su confianza y que”ya viene trabajando en el tema y es puesto por su espacio político”.

La SSS es un organismo clave para la CGT porque es el encargado de controlar las obras sociales y de realizar los giros de los millonarios fondos que el Estado les adeuda.

La central obrera busca tener influencia en el sucesor de Zanarini y evitar que sea colocado en cargo un dirigente que responda al kirchnerismo, luego de las versiones de que ese sector político buscaría avanzar sobre las obras sociales gremiales y promover alguna reforma en ese ámbito.

La CGT promueve para el cargo a David Aruachan, un médico que presidió la obra social del sindicato de estatales de UPCN.