En un encuentro realizado el viernes, jefes comunales y referentes del justicialismo de la Meseta Central, se reunieron con el Intendente de Comodoro Rivadavia, quien comprometió acompañar políticamente, reclamos y búsqueda de soluciones para el territorio.

Del encuentro tomaron parte además del anfitrión Juan Pablo Luque junto a Gustavo Fita, la presidente de la comuna rural de Las Plumas Nilda Tolosa y Los Altares Sandoval Alejandro Sandoval, junto a referentes del justicialismo de la Meseta, Héctor Ferrari (Paso del Sapo), los ex jefes comunales de Evaristo Cual y Ricardo Sepúlveda, entre otros.

“Sin distinción entre pueblos chicos y grandes”

El Intendente de la ciudad petrolera afirmó Hay una necesidad de tener una provincia que no distinga entre pueblos chicos y grandes”.

Cabe destacar que en su cuenta de Twitter publicó, “Hoy recibí a los jefes comunales de Las Plumas y de Los Altares y a compañeros de distintas comunas rurales, para escuchar las problemáticas de sus vecinos y ver en qué podemos colaborar. Hay una necesidad de tener una provincia que no distinga entre pueblos chicos y grandes”.

Compromiso con la Meseta

Según trascendió del encuentro los representantes del interior, aseguraron haber obtenido el “compromiso de Luque de acompañar nuestro reclamo”.

Por otra parte entre los temas planteados se destacaron la necesidad de articular políticas con funcionarios nacionales. Además de asumir su intermediación a efectos de lograr la presencia de funcionarios en la Meseta, para que conozcan la realidad y de esa forma trabajar en la búsqueda de soluciones.

Legislador de la Meseta

Finalmente se señaló que el conjunto de los dirigentes de la Meseta y el intendente Luque coincidieron que es tiempo de hablar de un desarrollo real del territorio.

Otra propuesta que los dirigentes peronistas de la Meseta dejaron en la oportunidad estuvo referido a la búsqueda de una apertura que permita en corto plazo estar representados en el ámbito legislativo.

Dejando en claro en la reunión que es la Meseta tiene  que tener una banca, ocupada por un legislador que represente sus intereses genuinos.