Las vacunas Sputnik V que comenzó a producir el laboratorio nacional Richmond serán, “en principio para el Estado argentino”, afirmó hoy Marcelo Figueiras, presidente de esa empresa.

Un día después de que ese laboratorio y el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF) anunciaran que la Argentina se convirtió en el primer país de América Latina en comenzar la producción de la vacuna Sputnik, el presidente de la empresa consideró que “es una buena noticia que hay que transmitir con mucha prudencia”.

En declaraciones a Radio con Vos, Figueiras reiteró que se espera comenzar en junio con la producción de un millón de dosis, “si está todo bien”, para luego “escalar hasta cinco millones”.

En cuanto al precio, “será el mismo” que el actual, explicó Figueiras, quien recordó que “no vamos a negociar con el Gobierno, sino con el Fondo (Ruso)”.

“En principio son para el Estado argentino, mientras dure esta pandemia”, aseguró el titular de la compañía y agregó que “después tendremos que formalizar el resto de los contratos para cuando se termine la fase productiva”.

El primer lote de vacunas Sputnik V de producción nacional fue enviado al Centro Gamaleya para que realice el control de calidad.