La Justicia provincial abrirá la investigación por las presuntas “amenazas agravadas” que denunció el legislador provincial Sebastián López contra el diputado nacional Ignacio “Nacho” Torres por la difusión de una cámara oculta.

López, diputado provincial que tras el incidente confirmó un bloque unipersonal denominado, “Integrando Chubut”, realizó la denuncia por la difusión de la cámara oculta donde se lo observa teniendo una conversación donde ofrece sus servicios de “lobby” vinculados a la actividad minera. Según el denunciante, la reunión se dio en 2018 en Buenos Aires en un contexto donde no era diputado y buscaba abordar inversiones en la provincia.

López denunció que previo a la difusión del video recibió amenazas por parte del diputado nacional Ignacio “Nacho” Torres para que cambie su postura en la Legislatura provincial o se iba a difundir la cámara oculta.

El legislador provincial asegura que, cómo tomó posición a favor del desarrollo minero, comenzó a recibir mensajes y amenazas por parte de la dirigencia del PRO. Tras la difusión del video, la cúpula del PRO encabezada a nivel provincial por Torres, denunció a López, y esa causa judicial tramita en los tribunales federales.

La investigación judicial local, sobre la cual se pedirá la apertura de investigación, será por el delito de “amenazas agravadas”. El Código Penal argentino, en su artículo 149 ter segundo párrafo, prevé “de cinco a diez años de prisión si las amenazas tuvieran como propósito la obtención de alguna medida o concesión por parte de cualquier miembro de los poderes públicos”, en este caso, modificar el voto de un diputado.