Alberto Fernández anunció que dio instrucciones para que se inicie una “querella criminal” destinada a determinar delitos en el endeudamiento que asumió el país durante el Gobierno de Mauricio Macri, sin la autorización del Congreso.

“He instruido para que se inicie una querella criminal para determinar quienes fueron los autores de la mayor administración fraudulenta y malversación de caudales públicos de la historia”, dijo ante la Asamblea Legislativa.

El presidente sostuvo que se presenta ante el Congreso nacional con sus “convicciones intactas” y con “la humildad de quien puede reconocer errores y logros compartidos”.

“También con la certeza de que unidos pudimos dar pasos históricos para mitigar los efectos negativos de la pandemia que aún nos asola”, dijo al dejar inaugurado el 139° período de sesiones ordinarias con un mensaje ante la Asamblea Legislativa.

El mandatario les pidió “reflexión colectiva” a las “fuerzas políticas y a la sociedad” en “circunstancias tan excepcionales” como las que se están viviendo en Argentina y en el mundo por la pandemia de coronavirus.

En ese marco, el mandatario recordó su anterior mensaje ante la Asamblea Legislativa, el año pasado, diez días antes que se declarara la pandemia, cuando llegó con la “voluntad inquebrantable de poner de pie un país que había quedado de rodillas” por la política de la gestión anterior.

En esta línea,destacó la labor de empresarios, movimientos populares, iglesias, organizaciones sociales, científicos, fuerzas armadas y de seguridad, diplomáticos, universidades, equipos docentes y directivos en el marco de la pandemia por el coronavirus.

“Puede resultar difícil valorar aquello que no sucedió, las consecuencias más graves que evitamos no se ven. Para todos estos argentinos que han desplegado su corazón al servicio de los demás, por favor pongamos de pie y brindemos un sostenido aplauso”, pidió el presidente.