Mariana Centurión es Licenciada en Comercialización, pertenece al equipo de la empresa de servicios Intermares Ingeniería y Servicios de Puerto Madryn, fue integrada al libro de WiM (Women in Mining Argentina) denominado “Mujeres de nuestra tierra, Mujeres que inspiran”

Se la reconoce por su experiencia de más de 8 años como proveedora minera, en yacimientos situados en el denominado Macizo del Deseado, Santa Cruz. Tarea que realiza en un ambiente donde históricamente predominan los hombres, lo que implica un importante desafío.

En diálogo con La Voz de la Meseta, que emite LU17, Mariana Centurión se refirió a la nominación de esta manera a su participación entre las mujeres que forman WiM y las alternativas que ofrece la actividad. A la vez dejó en claro refiriéndose al desarrollo de la minería en la Meseta Central del Chubut, “No hay que perder la oportunidad”

En otro orden sobre su participación en la actividad dijo, “Soy integrante de WiM Argentina, somos mujeres en una organización de distintos puntos del país, donde nucleamos, buscamos un apoyo constante, comunicación entre todas a nivel nacional”.

Para agregar “Nuestro objetivo es tener más presencia del rol de la mujer, en el mundo fantástico que es la minería”.

“Podemos trabajar de manera conjunta”

Más adelante refiriéndose a la integración con los hombres en la actividad señaló, “Podemos trabajar de manera conjunta, porque ellos nos abrieron el camino también. Nos enseñan en un montón de cosas, nosotras obviamente estamos capacitándonos constantemente para  poder equilibrar el trabajo de la mujer minera, dentro de los distintos yacimientos”.

Aprovechó esta parte de la entrevista para invitar a las mujeres y a todos en general, para participar en capacitaciones como parte de una tarea de involucramiento de todos.

Rol de la mujer en la industria

En cuanto al rol de la mujer en la industria minera o de cualquier otra, expresó un cambio en el concepto donde se privilegiaba al varón, señalando “La mujer en el primer rubro que se involucró fue en el manejo de camiones, porque es más observadora, mas detallista entonces empezaron a capacitar en la parte de mujeres manejando “fuera de mina”, como se le llama. Van a buscar las piedras y las trasladan al sector donde se empieza el proceso de trabajo en sí”.

Destacó que además existen mujeres soldadoras, otras encargadas de grupos mayoritariamente varones pero liderados por una mujer, siendo la capacitación lo que ha permitido esa inserción.

Valor de la minería

Sobre la importancia de la actividad destacó “La minería nos es solamente tener el yacimiento en una localidad, en un punto estratégico. La minería va abriendo caminos, tal es que a lo mejor no trabajas de manera directa, pero sí de forma indirecta”.

Citó ejemplo al decir, “Cualquier persona que le interesa, puede ser proveedora. Por ejemplo a mí me gusta tejer, por ejemplo para el Día de la Madre o momentos especiales, el yacimiento lo que hace es buscar los proveedores más cercanos y les da la posibilidad de ellos  mismos desarrollarse”.

“No hay que perder la oportunidad”

Respecto al posible desarrollo de la Meseta Central del Chubut, Mariana Centurión afirmó, “No hay que perder la oportunidad, se está hablando y trabajando hace un montón de años esto. Yo creo que tenemos que tener más fundamentos para decir No a la minería, porque nos jactamos en decir NO es NO”.

Luego agregó, “Podes decir no estoy de acuerdo, hay que trabajar en conjunto en un montón de cosas. Porque la oportunidad de emprendedores locales que puedan llegar a estar en las localidades y zonas aledañas, asistirlos con capacitaciones, con desarrollo en la localidad, planes de trabajo”.

“Debate genuino y consenso”

Para expresar comparando con la provincia de Santa Cruz, “Porque está ese mito, se van y no nos dejan nada (por las empresas), para eso tenemos que estar involucrados entre todos. La parte política, desde la comunidad hacer controles de medio ambientes, porque eso existe”.

Aseguró, “Allá en Santa Cruz todo eso funciona bien, entonces pregunto, por qué acá en la Meseta no se podría hacer, o por qué estamos hace más de 7 años tratando, tratando y no podemos abrir esa puerta. Generar un debate genuino y consenso con la oportunidad de la comunicación, tanto del lado positivo como del negativo”.

Completó expresando, “Debemos llegar a un punto en común de ambas partes, no nos tenemos que poner de un extremos al otro. Los dos extremos son malos y no ayudan a nadie”.