En la recorrida que realizamos habitualmente para “La Voz de la Meseta”, entrevistamos a Rosa Gangas, quien desde hace dos años está a cargo del Hogar de Ancianos de la localidad de Gan Gan.

En la oportunidad señaló la importancia de la institución, el trabajo que realizan, las necesidades que requieren para poder mejorar la calidad de atención y poder recibir adultos mayores de parajes de la Meseta.

Once años

En la primera parte de la nota habló sobre el aniversario, “Son once años, con el tema de la pandemia, no se pudo hacer festejo, solamente mostrar algunas fotos, cosas del pasado. Acá seguimos contando con nueve abuelos varones, una sola mujer sigue reinando Ovidia, todos  bien de salud hasta el día de hoy, que pasamos un invierno muy duro”.

Agregando luego, “Once años se sobrellevan, la mayoría del personal es el mismo, nuestra dependencia es un poco de la comuna y otra del ministerio (Familia).

Difícil gestión

Sobre la atención de los mayores expresó, “Hace dos años que estoy a cargo, solucionando algunas cosas, compras para los abuelos, ahora hace poquito pude viajar a Trelew a comprar freezer, heladera, colchones, cosas así que hacen falta para el hogar, nosotros a través de lo que nos aportan los familiares, eso nos sirve para ir comprando lo que es necesario para poder levantar del hogar”.

La mayoría de los abuelos son de la localidad y parajes cercanos como Taquetrén, Blancuntre y Paso del Sapo, en la semana dos de ellos cumplieron años, pero los que tienen familia no pueden visitarlos, por lo que el personal los acompaña permanentemente.

Situación del personal

Consultada acerca del personal señaló, “En total son diecinueve, tenemos agentes gerontológicas que son nueve, tengo la parte de lavadero, mantenimiento, cocina, la parte administrativa que me ayuda porque día a día es bastante y que colabora gente de la comuna”.

Aclarando luego, “Los que cobran en blanco son doce, el resto son todos planes que tienen mucha vocación. A nosotros nos deben sueldos, aguinaldo y seguimos trabajando todos juntos por lo mismo, los planes son solo seis mil pesos que cobran así que es mucha vocación”.

Necesidades

En cuanto a las necesidades en el Hogar, Rosa Gangas destacó, “Hablaría de una cama ortopédica, tubos de oxígeno, una mochila de oxígeno porque tenemos un abuelo con EPOC, que gracias a Dios pudo pasar bien el invierno a pesar de sus recaídas, pero se lo controló acá adentro. Hay cosas que son difíciles de conseguir, está bien que todos tienen PAMI, pero es todo burocracia que hace que las cosas no lleguen a tiempo. Las camas son esenciales porque ellos tienen menos movimiento y el personal es mucho más exigido físicamente”.

Aquí recordó que un mes atrás compró una heladera, horno eléctrico y colchones en Trelew, que hasta ahora está tratando de conseguir el traslado, que llegaría con la colaboración y gestión de Soledad Montero, mediante personal de Vialidad.

Obras a finalizar

Luego recordó que su llegada a Gan Gan fue por una decisión personal y agregó que es necesario concretar algunas obras básicas, para mejorar la calidad de vida de los abuelos internados.

En este aspecto señaló, “Me están llamando para traer abuelos del interior como Blancuntre, Lagunita Salada, que hay abuelos con necesidades y no puedo albergarlos porque la parte de adelante del Hogar, que hace diez años atrás dijeron lo inauguramos, pero no tiene gas, no tiene agua, no está habilitado”.

Agregando, “Estamos tratando a través de la comuna, para que salgan esos fondos para conectar el gas, que pasa en la vereda, pero pasa el tiempo y las cosas van encajonándose”.

De lograr el gas podrían habilitarse dos habitaciones más que permitirían incrementar la capacidad de alojamiento.

Finalizó señalando un objetivo que también quiere conseguir, “Lo que me urge en lo institucional es ponerle nombre al hogar, eso me encantaría, un nombre porque se necesita”.