En nuestro permanente andar buscando que la gente de la Meseta se exprese, encontramos a Milton Frintt, muy conocido por sus trabajos de escultura en piedra, que se encuentran en diferentes puntos de la provincia.

Durante la entrevista habló de la gente del interior, sus trabajos artísticos y las oportunidades que podrían darse, si se trata seriamente el tema minero en la Meseta Central.

En diálogo con “La Voz de la Meseta” se refirió a la importancia de escuchar lo que la gente del interior expresa y en cuanto a su camino recorrido desde su Telsen Natal, para luego estudiar en la Escuela de Chacay Oeste, mencionó  la importancia de su formación familiar que lo marcó en su andar.

En esta parte recordó, “Viví en la zona de Gan Gan, mi padre era picapedrero, escultor, músico y trabajador de la construcción, mi madre una mujer de Bajada del Diablo, de familia limitada económicamente pero de una riqueza espiritual muy interesante”.

También mencionó a su padre de crianza, “Mi madre se separa en eso años y se junta con Guillermo Kruse (fallecido) que tenía una estancia que se llamaba “Cañadón Blanco” en cercanías de Telsen. Eran también descendientes de alemanes y tenían una estirpe de trabajo, eran personas muy organizadas”.

En esto destacó que los valores que lo formaron, por un lado su padre con el conocimiento de la piedra, el arte y la construcción. Mientras que por otro lado de su “padrastro” aprendió a valorar lo que se tiene y administrarse.

Integración entre pobladores

Respecto a la situación entre los pobladores que están en la Meseta y aquellos que emigraron, entiende que es necesaria una integración.

Allí dijo, “Aún no se han integrado, con quienes emigramos a la ciudad, en un trabajo de equipo. Como que al “paisa” de allá de nuestro interior, le cuesta creer que nosotros estamos siempre expectantes al llamado, de volcar nuestra experiencia, para ver si en el acercamiento nosotros podamos generar la gestión”.

Señalando, “Quienes conocemos y sabemos de sus necesidades, pero que muchas veces desde el interior cuando vienen a hacer un trámite, distinto a aquellos que conocen le hiciera el trámite desde la misma ciudad”.

Aquí mencionó la creación en Trelew, donde reside, como la Dirección de Asuntos de Pueblos Originarios (Municipalidad de Trelew) y la asociación “Cañadón del Arte”, que sirven desde su visión para instalar un espacio de integración.

Piedra “en todas sus caras”

Hablando de sus trabajos artísticos al que se lo caracteriza como “Piedra en todas sus caras”, expresó “Es un estilo muy particular, que no tiene copias de otros, en realidad nace con esas historias que se van contando o que se van tallando, sean participativas. El tema de compartir el arte, es la forma de dimensionar tu crecimiento, cuando el arte lo hiciera solo en tu taller lo sentirías solo con tu orgullo. Pero cuando lo compartís con amigos o gente desconocida, es así donde te encontrás con eventuales seguidores, cosas que me emocionan cada día que pasa”.

Luego señaló la ubicación de algunas de sus obras, como el caso de la que está en Playa Los Cangrejales con el proyecto “Red Encuentro”, con la cara de un tehuelche de 4 metros de altura y una galesa ubicada a unos cien metros de la otra. Rememorando el reencuentro Tehuelche-Galesa en Cangrejales – Playa Magagna.

Otras esculturas realizadas están emplazadas en varios lugares de la provincia como por ejemplo,  Casimiro Slapeliz en Sarmiento con la historia del avioncito “El Chimango” donde arrojaba caramelos a los niños desde el aire. “El Malacara” en Las Plumas, “Perro Ovejero” en Telsen, “Pueblos Originarios” en Trelew, “Omar Montenegro” en Gan Gan, Fundadores de Dolavon y “Héroes de Malvinas” en Gaiman, entre otras.

Minería: “Los emprendimientos son necesarios”

Como hombre nacido en la Meseta Central, expuso su postura ante el tema minero, “Lo único que pretendo es que cada decisión que se tome, llámese a favor o en contra de la Megaminería se haga. Creo que todos los emprendimientos son necesarios, unos deben estar más controlados o legislados que otros”.

En sus palabras explicó la forma que observa se tratan estas cuestiones, “Hay responsables en cada una de las áreas, a los cuales tenemos que hacerles notar que el trabajo, la responsabilidad y el conocimiento de cada uno de los paisanos que somos de la región, tenemos un respeto por la vida y la economía. Pero debemos entender que hay cosas que cuando son factibles de realizar, debemos en la mesa chica “hablar a calzón quitado”, porque eso nos va a permitir ser serios”.

Además agregó, “Si nosotros nos escondemos cosas, en la realidad las vamos a pagar muy caras. Considero que en este tiempo, en la actividad que se deba hacer o intente hacer, esté controlada, regulada por la gente que es competente en cada uno de los lugares. O sea que me parece a mí que la instalación de la actividad minera, puede que sea interesante para algún sector, pero también tienen que entender que la vida prevalece sobre otras cosas. Me parece que en estos tiempos hay que considerar muchas cosas y comenzar a hablar en serio, también cuando van a pedir opiniones voluntarias desde las ciudades no solo estén basadas desde instituciones, sino desde la gente común”.

“Necesidades de la Meseta”

También se refirió a la manera en que desde la Meseta, se deberían plantear estos temas, “La necesidad de la Meseta es una, la visión desde la ciudad es otra. Muchas veces se dice que “Dios está en todas partes pero atiende en su solo lugar”. Acá tenemos la misma historia, no se puede legislar desde una Junta Vecinal o desde una entidad local de la Meseta, se legisla en Rawson que es “donde se cocina” la historia”.

Finalmente expresó, “Esta es la realidad por la cual los pueblos deben hacer conocer con sus autoridades, cual es la posición que se toma para definir las cosas como realmente pueden ser y no disfrazar a veces por una cuestión de aprietes políticos”.