Están avanzadas las conversaciones para definir cómo sería la estructura de la nueva Empresa Provincial de Energía. Mientras, parece haberse olvidado que adeuda casi tres meses de sueldo a los empleados estatales.

El Gobierno de Chubut nunca abandonó la idea de avanzar con la creación de una Empresa Provincial de Energía. Se había realizado una proyecto durante la última gestión de Mario Das Neves; ya con Mariano Arcioni al frente del Ejecutivo se pretendió darle continuidad, publica hoy El Chubut.

En principio se trataría de una Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria, una SAPEM, y contaría con cinco gerencias. Incluso un sector sindical que participa de las conversaciones, ya habría sugerido un nombre para ocupar una de las sillas de gerente.

Aunque no hubo mayores avances a la vista, las conversaciones entre diversos sectores continuaron. Al punto tal que ya se está evaluando cuál sería la estructura de la Empresa Provincial de Energía, incluso con algunos nombres de gerentes.

Mientras tanto, los empleados de la Administración Pública del cuarto rango aún no han cobrado su salario del mes de junio, así tampoco el de julio ni mucho menos agosto.

Recién durante el transcurso de la semana podrían conocerse avances respecto a la cancelación de sus sueldos correspondientes a junio.

El Gobierno de Arcioni adeuda 480 millones de pesos correspondientes al pago del salario de junio del cuarto rango, también adeuda la masa salarial completa de julio (5.200 millones), el medio aguinaldo, siendo otros 2.600 millones, y aún no ha cancelado el pago de agosto y lejos está esto de concretarse, por lo que se suman otros 5.200 millones, totalizando la escalofriante suma de 13.480 millones de pesos adeudados a los trabajadores estatales.