La movilización de la gente en los pueblos de la Meseta, ha ido generando nuevas voces que dan a conocer su pensamiento, es el caso de Dulio Migura quien luego de once años volvió a Gan Gan.

Se expresó para “La Voz de la Meseta”, acerca de cómo es la vida de la gente en la localidad, qué salidas laborales existen y las razones que lo llevaron a dar a conocer su pensamiento.

“No nos queremos ir”

Migura comenzó la entrevista diciendo, “Hace 11 meses que volví, me fui hace 11 años, lo encuentro igual o peor, en la localidad laburo nada, progreso nada. Creo que es una muy buena alternativa la minería, acá está todo parado, el ejecutivo  no hace nada”.

Luego agregó, “Creo que tenemos que juntarnos, sumar para revertir esto, hay muchos jóvenes que se tienen que ir, como me fui yo en algún  momento.  Creo que hay otro clima en las localidades, se aguantó y ya no se aguanta más”.

En esta parte completó diciendo, “La realidad es que no nos queremos ir, nos queremos quedar acá, pasa que si se escucha a la otra parte que está en contra, nos tienen que escuchar a nosotros, que realmente estamos a favor y queremos laburar. Lo que pasa es que el que tiene trabajo está en contra, entonces como que no piensan en los que no tenemos”.

“Opinan desde las grandes ciudades”

En su idea respecto a las opiniones hizo una clara diferenciación, “Los que opinan desde las grandes ciudades, creo que es opinar desde la comodidades. La realidad es lo que vivimos acá, la gente se tiene que ir, el trabajo de campo no da. No es una salida laboral el campo, como te lo quieren hacer creer”.

Sobre la conciencia ambiental expresó, “Creo que conciencia tenemos, cianuro no se va a usar. Yo viví en Perito Moreno (Santa Cruz), un lugar donde se vive gracias a la mina. Un movimiento impresionante, labura el que está en la mina y el que no también, o sea directa o indirectamente se trabaja igual”.

Aquí recordó que el lago que está en el lugar es el más grande de Argentina y no tiene contaminación, además mencionó que la flora y fauna del lugar se desarrolla sin problemas ambientales.

Minería controlada

En caso que se desarrollara la actividad en la zona de la Meseta dijo, “Quiero una minería controlada, yo no quiero una minería desmedida, porque me quiero quedar acá me vine después de andar once años, para quedarme. Vine para quedarme el resto de mi vida, por eso no quiero una contaminación, como me la quieren hacer creer”.

Realidad laboral

Migura se refirió también al aspecto actual desde lo laboral en Gan Gan, mencionó que ahora por unos meses, algunos jóvenes salen a la esquila y que por otra parte hablando con la gente, hay muchos que no tiene ingresos suficientes.

Aquí señaló, “En el caso de las mujeres, madres solteras y demás, viven de planes sociales, el otro día charlaba con un par de ellas que trabajan en la recolección de residuos, bolsas y me decían que tienen un plan de 2.500 pesos por mes, entonces cuando escucho a los que hablan desde la comodidad me pregunto cómo harían ellos para vivir”.

Consultado en cuanto al cambio que generaría una nueva matriz productiva, señaló “Si se genera movimiento, tendríamos trabajo todos, es lógica pura. Tengo 40 años y desde que tengo conocimiento el que tiene trabajo es en la escuela, el hospital, la policía, que hacemos si no tenemos la suerte de trabajar en una repartición pública”.

Libre Opinión

En la parte final de la entrevista Dulio Migura, de profesión albañil, aclaró las razones que lo llevaron a hacer pública su opinión, “Lo de hacerme escuchar fue espontáneo, no conozco a nadie de la mina, para decir conozco a una persona que me haya impulsado a hacerlo. Es más hablé todo esto sin conocer a nadie”.

Completó señalando, “Conozco a la gente de acá (Gan Gan) y básicamente conozco las necesidades, eso es lo que me impulsó a hablar. Siempre charlando con los vecinos, porque es la única solución, no tenemos otra en el pueblo”.

Por ultimo dijo, “A la marcha fui, por el boca a boca de acá y lo que me gustó es que éramos todos vecinos de acá, del pueblo no había gente de afuera, que por ahí dicen traen de afuera. No, fue gente que salió espontáneamente a la marcha, salimos para hacernos escuchar”.