El Intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, se refirió a la situación que atraviesa la ciudad ante el aumento de casos positivos por COVID-19. “En UTI casi el 70% de las camas están ocupadas. La verdad es que estamos ante una situación compleja. Con que un margen muy pequeño que no cumpla las medidas, se complica toda la situación”, sostuvo.

En este sentido, señaló –en diálogo con Activemos– que “como sucede en casi todas las ciudades donde la pandemia ha impactado, los casos van aumentando si no se adoptan medidas drásticas”.

“Hay situaciones con la población donde resulta difícil volver a etapas anteriores pero la realidad es que fueron creciendo los casos”, dijo.

Asimismo, aclaró que “por el momento y dada la época del año, estamos casi en una situación límite en materia de capacidad. En UTI casi el 70% de las camas están ocupadas”.

“Por COVID-19 hay sólo una persona internada en Terapia Intensiva. La verdad es que estamos ante una situación compleja”, indicó.

En este marco, destacó que “con que un margen muy pequeño de la ciudadanía no cumpla las medidas, se complica toda la situación. Todo esto surgió cuando 2 personas se bajaron de un barco y se dedicaron a realizar visitas familiares”.

En cuanto a las denuncias sobre las personas que no respetaron el aislamiento o cuarentena, aseveró: “Ya se realizó la denuncia penal contra la persona que siendo positivo, violó el aislamiento. La realizó el Gobierno Provincial”.

“Hay un caso con Coronavirus que no respetó el aislamiento y eso es algo muy grave. Coincido con el ministro de Seguridad, Federico Massoni que hay que realizar la denuncia correspondiente. A esa persona le importa muy poco la vida y la salud del otro. Se merece la denuncia penal”, concluyó finalmente Luque.