El ex ministro de Economía, Luis Tarrío, remarcó que la actividad minera necesita de consensos sociales y políticos, pero a la vez destacó que genera un efecto dinamizador en las economías regionales.

Señaló en una entrevista radial en FM Chubut, “La minería cuando se inicia, cuando está en la etapa de construcción, genera una gran cantidad de puestos de trabajo”.

El ex funcionario fue más preciso y afirmó que “Ayudaría mucho en la obtención de puestos de trabajo y generación de consumo interno, principalmente porque es una actividad que requiere vehículos, combustibles, cubiertas, personal, uniformes de trabajo, traslado y comida. Se genera toda una actividad alrededor muy importante”.

Además destacó que para poder concretar un proyecto de esta índole, “Antes que nada hay que preparar los equipos necesarios para efectuar los controles exhaustivos como yo los he visto en algunas provincias”.

Lamentó que diputados no acompañaran el año pasado la renegociación

El ex ministro de Economía dijo, “El año pasado era interesante porque Chubut era la única provincia que salía a buscar refinanciación. Hoy sale a buscar la renegociación Córdoba, Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe, Neuquén. En aquel momento estábamos solitos y teníamos una excelente garantía que eran las regalías petroleras”.

Tarrío recordó que al momento de dejar la cartera de Economía, en lo concerniente al frente de la deuda en dólares, “Restaban conversaciones con un banco que estaba dispuesto a hacer una negociación importante”.

También aseguró, “En ningún momento que estuve yo, tuve la autorización de la Legislatura para poder negociar. En ese momento hubo varios proyectos de ley, hubo uno muy conciso y concreto del diputado Alfredo Di Filippo que nos abría las puertas para hacer distintas negociaciones”.

Por último sobre la manera actual en la que Chubut busca renegociar la deuda, señaló, “Lo que está haciendo el Gobierno está bien. La autorización es necesaria, de lo contrario negociar con los acreedores, lograr un acuerdo y después llevarlo a Legislatura y que no lo apruebe, sería una pérdida de tiempo, dinero y pérdida de confianza muy grande si sucediera eso”.