El exintendente de Comodoro, Carlos Linares, apuntó contra el gobierno de Mariano Arcioni y sus estrategias para llegar al poder. “Sabíamos lo que iba a pasar”, apuntó.

“Cuando se falta a la palabra esa persona tiene la voluntad de pedir el juicio político a un Gobernador que entró mintiéndole a la gente, y nosotros vamos a tratar este tema como corresponde”, señaló Carlos Linares en declaraciones a la prensa.

Sobre las turbulencias en la relación con algunos municipios, como por ejemplo el de Puerto Madryn y el actual intendente Gustavo Sastre, el ex jefe comunal de la ciudad petrolera fue determinante: “Si uno mira las notas mías de hace un año y medio, yo dije que era una ‘UTE’ (unión transitoria de empresas), y eso terminó siendo. Hoy, tanto Gustavo como Ricardo y Adrián lo reconocen. Ellos hicieron una alianza pensando en un tipo de gobierno, y una vez que el gobernador fue gobernador, hizo lo que a él le parecía y no al equipo, defraudando a sus compañeros de fórmula y de campaña; no a nosotros, que sabíamos claramente lo que iba a pasar”.

No es un club de amigos

Por otro lado, Linares criticó que “ya está gobernando hace 6 o 7 meses y ya no habla con el Vicegobernador, no pisó nunca Puerto Madryn, una sola vez pisó Trelew, que serían teóricamente sus aliados políticos” y remarcó que “uno viene a hacer política con la gente, la política no es un club de amigos; nosotros pertenecemos a un proyecto nacional, no somos librepensadores; bajamos una línea desde Alberto Fernández y Cristina para abajo, y tratamos de mantener una coherencia en estos doce o trece años que hace que militamos en este proyecto político”.

Llenaron de ñoquis el gobierno

Sobre el proyecto de reestructuración de la deuda provincial, el ex candidato a gobernador de Chubut señaló que “uno ve la deuda que ellos mismos tomaron y todavía no explicaron que hicieron con la misma”, objetando el hecho “de tomar deuda, patear para adelante y que en 2023 ‘pague el que viene’ sin un plan económico”.

En el mismo sentido, puntualizó Linares que “es muy difícil para nosotros decir cómo salimos de esto si no tenemos números, no hay cifras reales y concretas del déficit de la provincia; tampoco los hay de la planta política, porque acá quieren ajustar el salario de los trabajadores y llenaron de ñoquis el Gobierno de la Provincia” y se preguntó “qué ejemplo le estamos dando a los trabajadores”.