Skip to main content

Implican a exministro de Arcioni en el espionaje a los mapuches

Se trata de Hernán Alonso, extitular de Sociedad Rural de Esquel quien ocupó el Ministerio de Producción del actual Gobierno provincial.

En su edición de este domingo, el portal El Cohete a la Luna señala que el 22 de febrero de 2019, durante una audiencia en la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, el abogado de la fiscal María Bottini, Julián Ariel Schettini, vinculó directamente a Hernán Alonso con las presiones que se ejercieron durante el gobierno de Mauricio Macri para avanzar en la acusación contra los integrantes de la Pu Lof Resistencia Cushamen.

Según ese testimonio, Alonso era uno de los destinatarios de la información obtenida de manera ilegal por el agente de inteligencia Dante Claudio Giménez.

Por entonces, Alonso era titular de la Sociedad Rural de Esquel, una patronal integrada por varios lobistas directos de la Compañía de Tierras del Sur, mejor conocida como Benetton, con casi 900.000 hectáreas en el país.

Alonso estuvo al frente de esa patronal hasta 2016, cuando asumió como ministro de Producción de Chubut en la gestión de Mario Das Neves, aunque conservó un lugar de vocal hasta noviembre de 2017. Luego, tras un tiempo fuera de la administración pública, regresó al Ministerio de la Producción durante la gestión de Mariano Arcioni.

Las menciones directas sobre Alonso fueron confirmadas por la abogada Sonia Ivanoff y el letrado Gustavo Macayo.

La fiscal Bottini, junto a su par Fernando Rivarola –el mismo del “desahogo sexual”- fueron imputados y absueltos por haber basado investigaciones en información obtenida en forma ilegal ya que se violó la Ley de Inteligencia que prohíbe realizar espionaje interno.

LOS SOLDADOS DE BENETTON

Las Sociedades Rurales de Esquel, Bariloche y Neuquén –socias de Confederaciones Rurales Argentinas– fogonearon la hipótesis de la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) y la supuesta peligrosidad del pueblo mapuche, agenda que sería asumida por Patricia Bullrich desde el minuto cero de su gestión al frente del Ministerio de Seguridad de Macri.

La Sociedad Rural de Esquel (SRE) es un virtual enclave de Benetton. Por ejemplo, Vivian Hughes, vocal de esta entidad gremial, fue empleado de la Estancia Leleque e intermediario junto al capataz Ronald McDonald en el reclamo por mayor represión a los mapuches.

El empresario forestal Arnaldo Díaz, además de los trabajos que hace exclusivamente para Benetton en la forestación de sus tierras, también es vocal de la SRE; otros dos lobistas de los italianos son Juan Goya, exvicepresidente segundo de Confederaciones Rurales Argentinas (2015–2017) y Fernando Hidalgo Solá, con amplias hectáreas de tierras en la zona cordillerana de Chubut; ambos son vocales de la misma patronal agropecuaria.

El 24 de mayo de 2015, el diario Crónica anunciaba en su tapa Informe especial sobre la RAM. En esas páginas se hablaba de “separatismo” y “terrorismo”. Cuatro días después de esa publicación, Bottini y Rivarola le contaban al titular de la Sociedad Rural de Esquel sus avances contra los mapuches, señala El Cohete a la Luna.

Esta resultó ser la agenda que compró Bullrich apenas asumió y que le fue planteada en Bariloche por los empresarios patagónicos que la visitaron durante las sesiones del Consejo Federal de Seguridad en febrero de 2016, afirma ese portal.

Deja un comentario