En el marco de la causa por persecución al Grupo Indalo, el expresidente Mauricio Macri pidió a la jueza María Servini que no entrecrucen su teléfono celular.

El expresidente Mauricio Macri presentó este miércoles un escrito por medio de su abogado en la causa judicial que lo investiga como líder de una asociación ilícita destinada a acorralar al Grupo Indalo y apeló la decisión de la jueza María Servini de ordenar un entrecruzamiento de llamados respecto de sus teléfonos y los de integrantes de la denominada “Mesa Judicial M” entre 2016 y 2019.

Según reveló el periodista Gabriel Morini en ámbito.com Pablo Lanusse, el abogado del ex mandatario pretende bloquear la decisión de la magistrada que dispuso, en el marco de medidas de pruebas en la causa, que la Dajudeco realice un cruce de comunicaciones con el objetivo de probar su existieron presiones para torcer decisiones administrativas y judiciales en el marco de la causa Oil Combustibles.

En el escrito que incluye duros términos contra la magistrada, Macri busca que se deje en suspenso el peritaje y que sea la Cámara Federal la que tome el control de la investigación, algo inviable ya que es Servini quien tiene a su cargo la recolección de pruebas.

Así la defensa del ex mandatario pretende obturar una de las líneas de investigación que busca determinar si había un patrón de contactos entre los integrantes del Gobierno que den a entender coordinación específica para influir en la trama a nivel político. Macri pidió además acceso a documentacipon reservada de la causa y calificó lo dispuesto por Servini como “arbitrario” y “exorbitante”.