Editorial: Chubut“Cuando la tortuga es más rápida”

0
396

Todos sabemos de la famosa frase que expresó D10 Maradona, “Se le escapó la tortuga”, la dijo después de que el embajador de los Estados Unidos en la Argentina James Cheek publicara un aviso en un diario solicitando información por una tortuga que le había regalado al hijo y que se le había escapado. “No se te puede escapar una tortuga, hermano -se rió- Si hace 100 metros en 15 días. ¡Dale!”.

En el caso de la situación política del Chubut podemos decir que la “Tortuga es más rápida”, ya que el Ejecutivo con más “prestamos” sigue hipotecando la provincia y no se registran reacciones desde el arco opositor.

Medios “amigos”

Desde nuestras líneas venimos sosteniendo desde hace meses, que el andar del gobernador Arcioni es perjudicial para el desarrollo provincial, pero aparte de ello es fácil detectar el malestar existente por parte de una mayoría, que ya ha dejado de ser “silenciosa”

Lo que llama la atención es cómo muchos medios, particularmente los de mayor  incidencia en las grandes ciudades de la provincia, en los últimos días han editorializado a favor de la “Gestión Arcioni”, siendo “amigos” en esta instancia.

“El diario de Irigoyen”.

El particular estilo que tiene la provincia del Chubut, donde la pauta oficial, en su gran mayoría marca la línea editorial, dejando de lado la realidad cotidiana y transformándose en lo que históricamente se llamó “El diario de Irigoyen”.

Para los que  no están al tanto se trata de una “Figura” metafórica, a la que se apela para indicar que a alguien le construyen una realidad falsa, con el fin de no fastidiarlo o de sacarle una ventaja.

Allá por 1930, estando Hipólito Irigoyen como Presidente por segunda vez, ya maltrecho de salud y entrado en años, las cosas a su gobierno no le iban del todo bien. Ante tal situación, sus asesores más directos, con el objetivo de no preocupar al mandatario, hicieron imprimir un diario especial para el Presidente de la Nación. El mismo contenía una imagen de la Argentina que poco y nada tenía que ver con la realidad. Así, al cabo de su lectura cotidiana, Irigoyen comenzaba su día sin mayores preocupaciones.

Aplaudidores

Lo cierto es que en medio de una situación muy inestable, el mandatario provincial intenta volantazos, que en muchos casos no entienden ni siquiera sus aliados.

La formación del “Bloque de los 9”, la mayor parte fueron en la lista que lo acompañó en las elecciones, la designación del secretario general de Gobierno, Andrés Meiszner, el arribo a la provincia del actual vicepresidente 1° del Banco del Chubut, Lic. Javier Alvaredo, son algunos de los movimientos poco ajedrecísticos.

Lo cierto es que comenzaron a surgir los “aplaudidores” de turno, que sin hablar pero digitados por el área de prensa provincial, están en un todo de acuerdo con el accionar del gobernador.

Todo cubierto por el manto del préstamo de 5 mil millones en   dos pagos, que Nación otorgó a Chubut y que deberán ser devueltos de la coparticipación provincial mensual a partir del 1 de enero del 2021.

Estirando la agonía

En base a estas cuestiones todo vuelve a lo mismo, estirando la agonía,  sin tomar decisiones de fondo, ni planificar el desarrollo provincial.

Como titulamos semanas atrás “Barrer debajo de la Alfombra”, allí escribimos “Lo cierto es que el gobernador destaca la postura respecto a la situación de la provincia ante la pandemia del COVID19, donde hasta el momento  no registra ningún caso positivo, pero ignora la realidad que sufren miles de chubutenses desde antes de la “Cuarentena”.

Ahora tenemos casos de Coronavirus, incumplimientos con los empleados de Salud, desplantes con el ministro del área y palabras que carecen de “credibilidad” para el conjunto de la sociedad.

Cómo preservar institucionalidad

Hay quienes hablan de un “golpe” institucional en Chubut, lo cierto es que para evitar la “Intervención Federal”, es necesario que los resortes constitucionales funciones y si el primer mandatario provincial no está cumpliendo con  esas normas haya una escala de sucesión, que en este caso conlleva a la asunción del vicegobernador.

Este pensamiento que volcamos en estas líneas, no surge de una impresión de quien las escribe, para eso puedo citar a la colega Mariela Branda, reconocida editora de  “La Tecla Patagonia”.

En su cuenta de Twitter expresó su pensamiento y escribió “Si no pagar los sueldos; si no encontrar soluciones durante casi tres años, para que el Estado cumpla con los servicios y obligaciones esenciales; no son fundamentos para un juicio político, yo ya no entiendo más nada. No digo que sea la respuesta, pero fundamentos hay de sobra”.

Los días pasan, la solución no asoma, las convocatorias multisectoriales no se han concretado, los actores parecen no tener argumento y la falta de políticas de fondo, no hacen más que ahondar los problemas.

Volvemos al principio, este “desahogo” que obtuvo Arcioni se refleja en la frase “Cuando la tortuga es más rápida”, pero nunca podrá ganar la carrera.

Se avecinas tiempos de definiciones y dentro del caudal de las instituciones de la democracia y la Constitución.

Hasta la próxima.

 Raúl H. Pasarín

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here