Esta mañana el Intendente de El Bolsón aseguró que los Gobiernos provinciales habían llegado a un entendimiento por la prohibición de paso en la Comarca Andina. Por la tarde, el Gobernador chubutense desmintió tal cosa y ratificó el bloqueo

El bloqueo con vallas en el paso fronterizo interprovincial entre Río Negro y Chubut, en el sitio conocido como paralelo 42, que une las localidades que conforman la Comarca Andina, sigue generando diferencias entre los Gobiernos de ambas provincias, ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo entre las partes. 

Esta mañana, el intendente de El Bolsón Bruno Pogliano anunció que “luego del levantamiento de las vallas en el Paralelo 42, el Gobierno de Río Negro se comunicó con las autoridades del Gobierno de la provincia de El Chubut para avanzar en una solución conjunta a la problemática de la circulación en la Comarca Andina”.

El viernes pasado, Pogliano en persona se dirigió al lugar donde se encontraban las vallas y ordenó sacar las cadenas y candados puestos por los funcionarios chubutenses, lo que originó la llegada de Policía de esa provincia y un episodio de tensión que volvió a las cosas como estaban: sin paso para los vecinos de ambos lados. 

Por la tarde, la afirmación del Intendente de El Bolsón fue desmentida por el gobernador Mariano Arcioni, quien aseguró que “se ha solicitado por parte de los mandatarios municipales chubutenses, que se mantengan las medidas que hemos adoptado, por eso vamos a continuar con los controles estrictos en el ingreso desde Río Negro”, al tiempo que destacó un contacto “permanente” entre las provincias. 

“Lo que también hemos acordado entre todos es que se libere la circulación entre las distintas localidades dentro del paralelo 42°, pero no así con la provincia vecina, lo cual se realizará de forma consciente, ordenada y con el cuidado que debemos cumplir”, informó el Gobernador.