Skip to main content

Educación:“Sonó fuerte un reclamo para que se solucione el drama de los docentes de Chubut”

El ministro de Educación Nicolás Trotta se reunió con los gremios docentes por teleconferencia. En una síntesis del encuentro el secretario adjunto de Ctera, Roberto Baradel remarcó la preocupación por el “congelamiento salarial”, continuidad del incentivo docente y la situación de Chubut, el ministro se comprometió a hablar con Arcioni.

El gobierno nacional analiza una serie de reconsideraciones en las condiciones de trabajo de los docentes, modificadas de plano desde la suspensión de clases presenciales por el aislamiento social obligatorio por coronavirus. Aumento de las horas de trabajo, problemas de acceso a la tecnología y retraso salarial fueron algunas de las cuestiones que los gremios con representatividad nacional pusieron sobre la mesa y que el ministro de Educación Nicolás Trotta se comprometió a llevar al Consejo Federal de Educación. Además, según reveló Trotta a Página 12, está en marcha la reactivación del programa Conectar Igualdad, no solo para los estudiantes, también para docentes. Y que están trabajando en una línea de crédito del Banco Nación para la compra de computadoras.

Fue tras la reunión, con modalidad videollamada, que mantuvo el titular de la cartera de Educación con la cúpula de Ctera, la Unión Docentes Argentinos (UDA), Asociación Del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), los privados de Sadop y la Confederación de Educadores Argentinos (CEA).

“Reunirse con los docentes siempre es algo positivo”, dijo Trotta a Página/12. “Discutimos cuestiones que no solo tienen que ver con lo salarial sino también con las condiciones de trabajo que, obviamente, son parte de la paritaria, porque para nosotros la paritaria sigue abierta”, definió.

Ese fue, precisamente, uno de los puntos conversados. Como la pandemia frenó la paritaria en las provincias -salvo en Buenos Aires- hay un estado de “suma preocupación porque el salario de los maestros ha quedado desactualizado respecto de la inflación”, afirmó el secretario adjunto de Ctera, Roberto Baradel.

El dirigente  también de Suteba sostuvo  que los gremios pidieron que ese tema “se eleve al máximo nivel con los gobernadores” y añadió que “también nos adelantamos a la discusión de junio y pedimos la continuidad de las cuotas correspondientes al incentivo docente”. En este punto sonó fuerte un reclamo para que se solucione el drama de los maestros de Chubut, que no cobraron los sueldos desde marzo. Hubo un compromiso de parte de Trotta para dialogar con el gobierno de Mariano Arcioni.

Los demás planteos de los gremios a los que el Gobierno prometió dar una respuesta fueron los que este diario adelantó el lunes último , aunque con variaciones y especificaciones. Uno de ellos fue la necesidad de otorgarle rango paritario a la regulación del trabajo en las casas. También se puso el foco en el pedido de delimitar los horarios escolares, según las modalidades y los niveles.

Lo que se busca es disminuir la gran carga horaria que los maestros le dedican a la elaboración, corrección y devolución de tareas, que culminan con largas jornadas laborales hogareñas, muy por encima del tiempo que dedican en los días ordinarios de aula.

A esto se le agregó un ítem clave: se recomendó al Consejo Federal de Educación que se aminoren los pedidos de estadísticas e informes, y que los diagnósticos se resuelvan estableciendo días de reuniones con directivos y otros para el trabajo pedagógico.

El tercer punto se refirió a la cuestión tecnológica. “Muchos docentes tienen una sola computadora que a veces no está actualizada y tienen teléfonos con poca memoria o no adecuados para los requerimientos del trabajo digital. Esto hace que el trabajo virtual sea muy dificultoso. La computadora y el celular se convirtieron en herramientas de trabajo”, describió Baradel.

A modo de respuesta, Trotta reveló a este diario que “se está trabajando con el Banco Nación en el lanzamiento de una línea de crédito para que los docentes puedan comprar una computadora”. También confirmó que la reactivación del programa Conectar Igualdad “está en marcha”. La diferencia respecto de su lanzamiento en 2010, es que “esta vez el acceso a una computadora no solo será para los estudiantes sino también para los docentes”.

“Hay una nueva realidad donde se espera un sistema de educación dual, con días de clase en escuelas y otras en el hogar. Esto posiblemente se iniciará cuando se vuelva a las aulas y durará hasta el próximo año. Así que, en este sentido, el acceso a la tecnología será fundamental”, remarcó el titular del Palacio Sarmiento. Precisamente por esto el viernes estuvo reunido con los titulares de la Secretaría de Industria, el Banco Nación, la UOM y la Cámara de Ensamble de Computadoras.

En la reunión virtual también se habló sobre las condiciones de higiene y seguridad para que los docentes más expuestos al contagio de covid-19 porque dan viandas y cuadernillos a alumnos y familias. Hay distritos en los que los consejos escolares y los gobiernos provinciales no entregan elementos de limpieza, desinfección, barbijos y demás. “Por eso propusimos crear un comité mixto entre representantes de los trabajadores y autoridades para que se elaboren protocolos sobre cómo trabajar”, indicó Baradel.

Por último, los gremios pidieron consensuar con el Consejo Federal de Educación un temario sobre la evaluación, a fin de que se regule y adapte esta cuestión en el trabajo desde las casas. “Hemos recepcionado muchas inquietudes, y aunque hay cuestiones que son de difícil resolución, siempre se encuentran pautas que se pueden mejorar”, concluyó Trotta.

Fuente: consellopatagonico.com

Deja un comentario