El gobernador de la Provincia del Chubut, Mariano Arcioni, informó este jueves en conferencia de prensa que recibirán de Nación “1300 millones de pesos para pagar sueldos” a los empleados de la administración pública.

Lo confirmó este mediodía en conferencia de prensa desde la Sala de Situación de la Casa de Gobierno.

Arcioni indicó que hay dos modalidades de asistencia. Se trata de 60 mil millones de pesos de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), que serán distribuidos a través de los índices de coparticipación federal de impuestos.

“Será en tres cuotas y calculamos que a Chubut, en el marco de esta emergencia por el Coronavirus, llegarán aproximadamente 1.300 millones de pesos”, estimó el mandatario.

Y agregó que por otra parte “se destinarán 60 mil millones de pesos al Fondo Fiduciario para el desarrollo Provincial, que hoy no tiene fondos” y afirmó que “se va a fondear con esos recursos, y no se van a distribuir conforme a los índices de coparticipación, sino conforme a las necesidades más urgentes de cada distrito”.

“Eso hay que reintegrarlo, es un préstamo. Las tasas son similares a las que maneja el Gobierno nacional para el Fondo Fiduciario, expresó Arcioni.

El diputado Ignacio Torres había realizado el pedido al Ministerio de Economía a principios de esta semana en el que solicitó la gestión urgente del adelanto de fondos por coparticipación a las arcas provinciales para el pago de haberes del sector público. Además, presentó este lunes un proyecto de declaración en la cámara de diputados, expresado su preocupación y manifestando el pedido.

Al respecto, el diputado dijo que “en Chubut vivimos una situación por demás particular, si bien no es la única provincia del país con pagos escalonados, el problema es que no se regulariza, antes de la crisis sanitaria ya se padecía esta situación y ahora se agrava aún más” y explicó que “la nota tiene un único fin, comunicar un pedido a fin de garantizar el pago de sueldos de manera urgente a todo el sector público, que abarca a miles de trabajadores docentes, médicos, administrativos, y empleados con roles operativos, que garantizan el normal funcionamiento del Estado”.