Tras tocar un piso histórico el crudo Brent ya supera los 33 dólares. Expectativa en el sector a un acuerdo entre potencias que equilibre la cotización y de certidumbre a los inversores

Tras semanas de franca caída, el precio del barril de petróleo experimentó subas importantes en los últimos días. La mayor suba se dio el miércoles pasado, cuando el. Presidente estadounidense Donald Trump adelantó por Twitter un acuerdo entre Arabia Saudita y Rusia que hizo reaccionar favorablemente a los mercados y se tradujo en una suba del 35%.

Sin embargo, horas después el Gobierno ruso desmintió tal acuerdo y la cotización bajó, aunque tan sólo un 10%, debido a que se constató la existencia de negociaciones entre las potencias petroleras que podrían llegar a buen puerto y establecer un precio de referencia que equilibre el mercado y de certidumbre a los inversores

En el ámbito nacional, el reclamo de las provincias productoras al Ministerio de Energía para instaurar un precio de referencia sigue en pie, aunque el alivio de las últimas horas, que llevó al precio del Brent a 33,80 dio otra perspectiva y aquietó las aguas, a la espera de una recuperación a nivel internacional basada también en el manejo del coronavirus, que originó la caída. 

Con la estabilidad del virus, todo hace indicar que llegará también la estabilidad del sector petrolero, aunque las pérdidas por la caída de marzo serán inevitables y traerán consecuencias a las economías regionales durante todo el año. Hoy, las provincias productoras respiran